EFEManagua

El Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más denunció este jueves que la defensora Yonarqui Martínez, conocida como la "abogada de los presos políticos", fue detenida de forma temporal por la Policía Nacional mientras llevaba medicamentos para un anciano que quedó paralítico en una cárcel del país, donde supuestamente fue torturado.

Martínez fue detenida al bajar de una embarcación en la Isla de Ometepe, ubicada en el Gran Lago de Nicaragua, donde "la Policía la obligó a reembarcarse" para impedir que entregara una caja con medicinas a Justo Rodríguez, de 67 años, "excarcelado político quien se encuentra delicado de salud por las torturas que recibió en la cárcel", denunció el Colectivo.

Martínez confirmó a Efe que al llegar a Ometepe fue rodeada por al menos diez agentes, quienes la acusaron de tráfico de drogas, la detuvieron por aproximadamente una hora, y la custodiaron hasta que abandonó el municipio de Rivas (suroeste), para luego ser interceptada por diferentes patrullas a lo largo de un camino de más de 100 kilómetros.

"Condeno toda actitud en contra de don Justo y de mi persona, porque es el colmo. Don Justo fue torturado, está paralítico, no tiene medicina ni atención jurídica. Les mostré que no llevaba drogas ni licor, pero me dijeron que estaba investigada por tráfico de drogas", dijo a Efe Martínez.

Mientras era detenida, junto a un médico y otras dos personas, la abogada tomó fotos de los medicamentos y las distribuyó inmediatamente en redes sociales para evitar que la Policía le plantara drogas, según confirmó.

En una caja, la abogada llevaba ampollas inyectables, complejos nutritivos, medicinas para las cicatrices, entre otros productos médicos para Rodríguez, quien era un hombre sano y fuerte cuando fue arrestado a mediados de 2020 durante una protesta antigubernamental en Ometepe, y que al salir de la cárcel, cinco meses después, estaba inconsciente, inmóvil, con huecos en el cráneo o y la piel adherida a los huesos.

"Es lamentable que no se respete el derecho la salud de don Justo. Es una persona que está luchando por su vida, está postrado en una cama. Responsabilizo a la Policía si algo le llega a ocurrir. Condeno que por nuestra labor humanitaria se nos procese y se nos señale como investigados por droga", reclamó Martínez, quien recordó que meses atrás dos familiares de Rodríguez fueron encarcelados por cargar una bolsa con pañales desechables para el anciano.

"Yonarqui es una conocida abogada, ha demostrado su compromiso con defender a los presos políticos. Esta es una panorámica de la Nicaragua de hoy, el Gobierno haciendo uso de todos los métodos de represión, con un actuar que carece de legalidad y legitimidad, contra una persona que tiene medidas cautelares por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)", indicó a Efe el representante del Colectivo Gonzalo Carrión.

La acción contra Martínez, conocida por defender incluso de forma gratuita a decenas de opositores acusados de terrorismo y otros delitos, se da en el contexto de una profunda crisis sociopolítica que atraviesa Nicaragua desde 2018, cuando masivas protestas antigubernamentales fueron reducidas con ataques armados que dejaron cientos de muertos, presos o desaparecidos.

Al menos 125 personas se encuentran en las cárceles de Nicaragua en calidad de "presos políticos", según el grupo Monitoreo Azul y Banco, diez de los cuales llevan al menos siete años encerrados.

La CIDH sostiene que el Gobierno del presidente Daniel Ortega ha cometido "crímenes de lesa humanidad".