EFECaracas

Trabajadores venezolanos denunciaron hoy que desde el Gobierno Nacional existe una "ola represiva" contra las manifestaciones en reclamo de mejoras salariales y reivindicaciones laborales que llevan adelante desde hace 116 días.

El representante de la Plataforma de Conflicto de los Trabajadores, Pedro Moreno, dijo a Efe que las protestas se han convertido en "una lucha política" pues, aseguró, los trabajadores están "frente a un Gobierno que está violando las contrataciones colectivas".

Moreno señaló que en todo el país "hay protestas de organizaciones sindicales y gremiales" por la defensa de las derechos de los trabajadores.

"Hoy los trabajadores seguimos protestando por el irrespeto de la denuncia que nosotros hicimos el 5 de octubre, porque están violando nuestras contrataciones colectivas y los diversos escalafones", dijo.

Según Moreno representantes del gobierno "han pretendido negociaciones tras bastidores, negar acuerdos y contrataciones que están homologadas y firmadas y deben ser respetadas por el gobierno patrono".

Denunció además que la detención de Luis Chaparro, representante sindical de la Cementera Nacional, se hizo con "complicidad del Fiscal General, Tarek Saab.

"Están haciendo algo similar a lo que hicieron con las enfermeras que acusaron de estar robando insumos (...) estamos exigiendo la renuncia de Tarek Saab por cómplice y testaferro de este Gobierno".

El conflicto laboral viene extendiéndose desde junio de este año por la grave crisis económica que afecta a todos los sectores pese a que el Gobierno de Nicolás Maduro puso en marcha el pasado agosto un programa para "recuperar" la economía.

Los trabajadores aseguran que se mantendrán en las calles protestando hasta que les den respuesta, mientras que otros piden al presidente su renuncia si no es capaz de resolver los problemas del país.

Venezuela, el país con las mayores reservas probadas de petróleo en el mundo, atraviesa una profunda crisis económica con una inflación diaria de 4 %, escasez de alimentos y medicinas y fallos en los servicios públicos.