EFELa Habana

Tan sólo uno de los heridos en la explosión del hotel Saratoga de La Habana, que dejó 46 fallecidos y 99 lesionados, permanece en estado grave, comunicó este miércoles el Ministerio de Salud Pública de Cuba (Minsap).

El reporte diario del Minsap señala que 12 personas siguen hospitalizados, de los que 4 son menores de edad. Otras 41 recibieron el alta médica desde el accidente, ocurrido el pasado 6 de mayo por un escape de gas licuado.

Entre los ingresados se encuentra el español César Román Santalla, pareja de la también española Cristina López-Cerón y una de las 46 personas fallecidas.

La explosión del hotel fue atribuida a un escape de gas licuado cuando un camión recargaba un depósito de la instalación turística situada en el centro histórico de la capital cubana.

Además de la destrucción de gran parte del hotel, el impacto de la onda expansiva dañó otros 17 edificios colindantes que son sometidos a una evaluación para determinar si pueden recuperarse o deben ser demolidos.

El Saratoga fue construido en 1880 y desde 1911 funcionaba como un hotel. Su última restauración tuvo lugar en 2005, cuando se reformó el edificio en profundidad.

El alojamiento de lujo, con categoría cinco estrellas, está enclavado en la icónica avenida Paseo del Prado, en el centro histórico de la capital cubana, la zona más visitada por los turistas que llegan a la isla.