EFESan Juan

Santa Lucía, Antigua y Barbuda y Surinam, que ordenaron el cierre de su espacio aéreo a partir de esta medianoche, se convirtieron este viernes en el quinto, sexto y séptimo país de la Comunidad del Caribe (Caricom), respectivamente, en declarar sus primeros casos confirmados por COVID-19.

Bahamas, Barbados, Belice, Dominica, Granada, Haiti, Montserrat y San Cristóbal y Nieves, son las naciones de la Caricom que aún permanecen sin casos declarados.

Por otro lado, Curacao también hizo oficial su primer caso y ordenó la prohibición de vuelos de Europa.

El primer ministro, Eugene Rhuggenaath y la epidemiologa Izzy Gerstenbluth, confirmaron que se trata de una turista holandesa de 68 años que llegó la semana pasada.

En una transmisión por radio y televisión local, el primer ministro de Antigua y Barbuda, Gaston Browne, detalló que en su caso la persona contagiada es una mujer que llegó al territorio caribeño a principios de esta semana desde Reino Unido en un vuelo de la línea aérea British Airways.

La mujer, agregó Browne, llegó al país caribeño el martes pasado y se fue albergó en la residencia de su madre.

Al día siguiente acudió a una clínica médica, donde los médicos reconocieron los síntomas del COVID-19 e inmediatamente contactaron a las autoridades sanitarias locales, que tomaron las muestras y las enviaron a la Agencia de Salud Pública del Caribe (CARPHA, en inglés), con sede en Trinidad y Tobago.

Browne indicó que las autoridades sanitarias locales fueron notificadas de que dos personas, incluyendo a la mujer, mostraban síntomas del COVID-19.

El resultado de la muestra de la mujer, entregado el jueves, dio positivo a la enfermedad, según la CARPHA.

La mujer se encuentra aislada en su residencia para recibir tratamiento y limitar la propagación de la enfermedad.

Y como medida preventiva para que la enfermedad no se extienda, Browne recomendó cerrar los puertos del país, lo que afectaría así el turismo local.

En el caso de Surinam se trata de una persona que llegó de Holanda y que fue aislada en su vivienda.

En caso de empeorar será trasladado a un hospital en Wanica.

El vicepresidente Ashwin Adhin aseguró en una alocución que el espacio aéreo se cerrará por 30 días y a partir de ahí se volverá a evaluar la decisión, que fue adoptada en coordinación con el presidente Desi Bouterse.

Además el gobierno local prohibió las reuniones de más de cien personas.

En Santa Lucía se registró el caso de una mujer de 60 años que llegó procedente del Reino Unido el pasado 7 de marzo, pero que está ingresada y evolucionando favorablemente, informaron las autoridades sanitarias.