EFESan Salvador

Diputados de tres partidos salvadoreños de derecha, entre estos la Alianza Republicana Nacionalista (Arena), dieron este miércoles por terminado el proceso de consulta a las víctimas de la guerra civil (1980-1992) para la elaboración de una ley de reconciliación nacional.

Los miembros de una subcomisión de la Asamblea Legislativa realizaron consultas para escuchar las opiniones de las víctimas sobre la propuesta de ley, también catalogada por diversos sectores como una "amnistía de facto".

El 23 de mayo pasado, los diputados frenaron la aprobación de una polémica propuesta de ley de "reconciliación nacional" para escuchar a las víctimas tras recibir críticas de diversos sectores, incluida la ONU.

El parlamentario Juan José Martel, de la formación Cambio Democrático (CD), dijo a Efe que los diputados de Arena, del Partido de Concertación Nacional (PCN) y del Partido Demócrata Cristiano (PDC) "argumentaron que lo que tenían que decir las víctimas ya se dijo y que era una pérdida de tiempo".

Explicó que "con esto dieron por concluido este proceso", que el catalogó como "nefasto", y "pasarán a redactar el anteproyecto que será presentado ante el pleno (legislativo) para que sea aprobado".

El diputado lamentó la decisión de sus colegas e indicó que "las víctimas no han sido escuchadas de la manera que lo indicó la Sala de lo Constitucional".

Los jueces de la Sala de lo Constitucional ordenaron a los diputados del Congreso crear una nueva legislación que se centre en la reparación a las víctimas, lo que incluía consultas a estas personas.

Martel participó este día en un plantón realizado por un grupo de víctimas de guerra y organizaciones de derechos humanos para exigir a los parlamentarios la aprobación de una ley que garantice la verdad, la justicia y la reparación.

José Lazo, representante de la Comisión Nacional Pro Búsqueda De Niños Extraviados Durante El Conflicto Armado (Probúsqueda), indicó que las víctimas de la guerra "necesitan una ley que repare sus daños y no que beneficie a los victimarios".

"Los diputados buscan crear un adefesio de ley, una nueva versión de amnistía y no garantizarán que el Estado reconozca que ha violado sistemáticamente los derechos humanos de las víctimas", apuntó.

Lazo añadió que las organizaciones de derechos humanos y la víctimas "no permitiremos que la Asamblea Legislativa apruebe una ley que, en lugar de garantizar justicia y verdad, se ponga de lado de los victimarios".

El anteproyecto de Ley de Reconciliación Nacional fue propuesto después de que la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia declarara inconstitucional, en julio de 2016, la Ley de Amnistía para la Consolidación de la Paz, promulgada en 1993.

En julio pasado, el Supremo amplió en cuatro meses el plazo al Congreso para emitir una ley de reparación de las víctimas y que sustituiría a una amnistía.

El plazo para la aprobación de dicha ley se venció el julio del año en curso, por lo que la Sala de lo Constitucional puso como nueva fecha el 13 de noviembre.

El conflicto armado entre el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y el Ejército salvadoreño, financiado por el Gobierno estadounidense, se saldó con unos 75.000 muertos y 8.000 desaparecidos.