EFEManagua

El científico español Martí Boada, doctor en Ciencias Ambientales por la Universidad Autónoma de Barcelona, calificó hoy de "valiente" la posición de Nicaragua, que no suscribió el Acuerdo de París, por considerarlo insuficiente.

"Nicaragua fue valiente y heroica con su posición", sostuvo el científico español durante un encuentro con diputados nicaragüenses, en Managua, según consignó el portal gubernamental El 19.

El Gobierno nicaragüense ha insistido en que el Acuerdo de París debió ser vinculante, es decir obligatorio, por considerar que los países más contaminantes deben hacer los esfuerzos más grandes contra el cambio climático.

Nicaragua abogó por imponer "responsabilidades comunes pero diferenciadas, exigiendo a los más contaminantes compromisos estrictos con la reducción de sus emisiones y con recursos compensatorios para la llamada adaptación".

Se basó en que "los 100 países más pobres del mundo apenas tienen el 3 % de las emisiones, mientras los 10 países más desarrollados emiten el 72 % de dióxido de carbono".

"Al no suscribir el Acuerdo de París el 22 de abril del año 2016, el Gobierno (de Nicaragua) asumió una posición clara de defensa del planeta y la vida, urgiendo conciencia y responsabilidad al mundo entero", ha dicho el Gobierno que preside el sandinista Daniel Ortega.

Boada, que se encuentra de visita en Nicaragua y fue reconocido por la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua) con el título honorífico de visitante distinguido, dijo que "el problema ambiental y social es el más importante del planeta y de la historia de la humanidad".

"En este calentamiento global, sabemos que su causa es humana. Sabemos que está subiendo la temperatura y no sabemos cuándo va a parar", reflexionó.

En ese sentido, dijo que es importante tomar medidas, porque el modelo económico y energético planetario de las grandes potencias va en dirección contraria al medioambiente, y cada vez hay más emisiones de dióxido de carbono.

Sostuvo que los países desarrollados "mantienen una cierta hipocresía" en torno al cambio climático.

El cambio climático es considerado por los expertos y líderes mundiales como un fenómeno que amenaza la especie humana.

Martí Boada, que además es licenciado en Geografía por la UAB, ha contribuido en el campo de las ciencias ambientales con la publicación de medio centenar de libros y diversos artículos científicos.

Durante su estancia en Nicaragua, visitará algunos de los atractivos naturales de este país centroamericano, que pertenece al Cinturón de Fuego del Pacífico, la zona geológica con mayor actividad sísmica del planeta.