EFEBrasilia

El magistrado Alexandre de Moraes, de la Corte Suprema, ordenó este viernes que sea bloqueado el servicio de mensajería de Telegram, por la negativa de los responsables de esa empresa "a colaborar con la Justicia".

La orden, dictada en forma cautelar, es una respuesta de la Justicia al incumplimiento por parte de los responsables de Telegram de numerosas citaciones en procesos que investigan la difusión en masa de noticias falsas en Brasil, que están precisamente a cargo del juez De Moraes.

En los últimos meses, Telegram ha pasado a ser el principal medio de mensajería utilizado por el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, y los grupos de ultraderecha que le apoyan, que comenzaron a migrar hacia ese servicio después de que muchos de sus contenidos fueron bloqueados en otras plataformas por mentirosos u ofensivos.

"La aplicación Telegram es notoriamente conocida por su postura de no cooperar con autoridades judiciales y policiales de diversos países" y llega a usar esa "actitud" como "ventaja en relación a otros sistemas de comunicación", indicó De Moraes en el documento en que justificó la medida cautelar.

El magistrado añadió que, por esa negativa a colaborar con las autoridades judiciales, Telegram opera "en un terreno libre para la proliferación de diversos contenidos, incluso con repercusiones en el área criminal".

De Moraes también subrayó que la Justicia, a través de la Policía Federal, intentó "numerosas veces" establecer contacto con los representantes de Telegram en el país, pero jamás tuvo respuesta.

"La plataforma Telegram, en todas esas oportunidades, dejó de atender al comando judicial, en un total desprecio a la Justicia brasileña", agregó el magistrado.