EFEWashington

El senador demócrata Chris Murphy logró hoy un compromiso de los republicanos para votar sobre dos medidas para el control de las armas en EE.UU. tras una maniobra parlamentaria con la que permaneció hablando casi 15 horas, hasta la madrugada de hoy, en el pleno de la Cámara Alta.

Sobre las 02.00 hora local de hoy (06.00 GMT), Murphy puso fin a su maniobra, conocida como filibusterismo, y anunció un compromiso de los líderes republicanos en el Senado para celebrar una votación sobre dos propuestas demócratas centradas en endurecer el control de las armas.

Murphy había iniciado su maniobra en el pleno del Senado, donde permaneció todo el tiempo de pie y sin ausentarse ni para ir al baño, poco después de las 11.00 de la mañana hora local del miércoles.

El senador demócrata por Connecticut, que representa al distrito que incluye la localidad de Newtown, donde tuvo lugar en 2012 un tiroteo en una escuela en la que murieron 20 niños, había dicho que trataría de aguantar "todo lo posible" para forzar una votación sobre el control de las armas.

Varios senadores demócratas ayudaron a Murphy durante su maniobra, relevándole en el turno de palabra.

El filibusterismo de Murphy ha tenido lugar unos días después de la masacre ocurrida en Orlando (Florida), donde 49 personas murieron y más de medio centenar resultaron en heridas en un tiroteo en una discoteca frecuentada por homosexuales.

El presunto autor de los hechos, el estadounidense de origen afgano Omar Mateen, compró de manera legal las armas con las que irrumpió en la discoteca, entre ellas un fusil de asalto, pese a haber sido investigado previamente por el Buró Federal de Investigaciones (FBI).

Con su maniobra, Murphy ha logrado un compromiso de los republicanos en el Senado para someter a voto una medida para expandir la revisión de antecedentes penales en las compras de armas y otra que busca evitar que los sospechosos de terrorismo puedan adquirirlas.

No obstante, Murphy admitió que no tiene ninguna "garantía" de que el Senado, de mayoría republicana, apruebe esas medidas.

El virtual candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, se mostró ayer partidario de prohibir el derecho a las armas, recogido en la Constitución estadounidense, a personas sospechosas de terrorismo, una postura que contrasta con lo que defienden la mayoría de los legisladores conservadores.

Tras la matanza de Orlando, tanto el presidente de EE.UU., Barack Obama, como la virtual candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, han urgido al Congreso a aprobar medidas para endurecer el control de las armas, entre ellas volver a implantar una prohibición sobre las armas de asalto.