EFEWashington

Un tribunal federal de apelaciones de San Francisco ordenó hoy a un juez de menor instancia reconsiderar su fallo contra las restricciones al trabajo de las personas transgénero en el Ejército anunciadas por el presidente estadounidense, Donald Trump.

Esta prohibición ya había sido permitida por el Tribunal Supremo.

La corte de apelaciones de San Francisco revocó así la decisión del jueza de distrito de Seattle (Washington), Marsha Pechman, que afirmaba que la política impuesta por el Gobierno violaba los derechos constitucionales de los miembros transgénero de las Fuerzas Armadas.

El tribunal juzgó hoy que la nueva normativa era "significativamente diferente", por lo que ordenó a Pechman reconsiderar su fallo.

Trump anunció en julio de 2017 que tenía la intención de prohibir a todas las personas transgénero trabajar en el Ejército "por los altos costes que implicaba", aunque posteriormente la Casa Blanca aconsejó que no se permitiera el alistamiento de personas que pudieran querer en un futuro someterse a una operación de cambio de sexo.

Finalmente, el Departamento de Defensa presentó en marzo de 2018 una normativa que establecía que las personas con "un historial de disforia de género (...) quedan descalificadas del servicio militar excepto bajo circunstancias limitadas".

Esta nueva normativa ya no recomendaba la expulsión de miembros de las Fuerzas Armadas que ya se hubieran sometido a una operación de cambio de sexo.

El Departamento de Defensa recalca que su política no es una prohibición de los transgénero en las Fuerzas Armadas, sino que solo impide que se enrolen personas que sopesen someterse a una operación de cambio de sexo, y argumenta que de esta manera permitirá al Ejército "seguir siendo las fuerzas de combate más letales y efectivas del mundo".

Fue esta normativa la que ha sido bloqueada sucesivamente por distintas cortes estatales, aunque el Tribunal Supremo dictó el pasado 22 de enero que, mientras no se dicte una sentencia en firme al respecto, el Departamento de Defensa puede implementar la nueva política.

Las personas transgénero son aquellas cuya identidad de género no se corresponde con el sexo que se les asignó al nacer.