EFENueva York

Una jueza estadounidense aprobó la bancarrota de The Weinstein Company, la empresa del productor de cine Harvey Weinstein, condenado por abusos sexuales, bajo un plan financiero que compensará con unos 17 millones de dólares a mujeres que lo han acusado de conductas sexuales inapropiadas.

La resolución se produjo este lunes en un tribunal del estado de Delaware después de que un juez federal de Nueva York rechazara en julio del año pasado un acuerdo presentado por la Fiscalía, que incluía una compensación de 19 millones para las víctimas del que una vez fue el productor más poderoso de Hollywood.

El plan aprobado por la jueza Mary Walrath proveerá unos 35 millones de dólares a los acreedores, de los cuales 17 irán destinados a crear un "fondo para denuncias de conducta sexual inapropiada"; 8,4 millones para denuncias de carácter no sexual y 9,7 millones para reembolsar costes legales de empleados, entre los que está vetado Weinstein.

"El 83 % de las víctimas han expresado muy alto que quieren cerrar el asunto aceptando este plan", dijo la jueza en declaraciones recogidas por el medio The Hollywood Reporter, en referencia a una votación realizada por casi medio centenar de mujeres denunciantes a principios de este mes sobre las condiciones del plan de bancarrota.

Las denunciantes recibirán el 100 % del valor estipulado de su compensación, que se calculará atribuyendo puntos según el tipo de acto cometido y otros factores, si acuerdan zanjar su litigio con Weinstein, mientras que si no quieren liberarlo de acciones legales recibirán el 25 %, algo con lo que algunas víctimas no se han mostrado conformes.

The Weinstein Company, radicada en Nueva York, se acogió a un proceso de bancarrota en marzo de 2018 y vendió después la mayor parte de sus activos a la firma de capital privado Lantern Capital Partners por casi 300 millones de dólares.

El productor fue condenado a 23 años de prisión en marzo del año pasado en Nueva York por violación y agresión sexual a dos mujeres, y en Los Ángeles ha sido acusado de varios delitos sexuales a cinco mujeres, por los que podría ser condenado a otros 140 años si es considerado culpable.