EFEGuatemala

Una investigación del Archivo Histórico de la Policía Nacional (AHPN) de Guatemala, publicada hoy, reveló que unas 156 personas homosexuales fueron perseguidas durante el conflicto armado que se llevó a cabo en el país centroamericano entre 1960 y 1996.

Algunas personas llegaron a ser consignadas por haber cometido el supuesto "delito" de ser homosexuales e, incluso, la preferencia sexual llegó a ser considerada como un "agravante" en los partes policiales.

La investigación del AHPN, que contó con el apoyo de la embajada de Alemania y la cooperación alemana y catalana, titulada "La criminalización de la población LGBTI en los registros policiales 1960-1990" demostró que la extinta Policía Nacional (se transformó tras la firma de la Paz en 1996) persiguió de manera sistemática a la población LGBTI por el simple hecho de serlo.

El coordinador del Archivo, Gustavo Meoño, indicó al presentar la investigación que era de mucho valor publicarla un día después del Día Internacional contra la Homofobia (17 de mayo) y en el marco de la campaña Libres e Iguales, de la Organización de las Naciones Unidas.

Meoño resaltó que durante la realización del informe fueron halladas "miles de fotografías donde a las personas se les señalaba como delito la homosexualidad, sabiendo que en Guatemala nunca ha existido legislación que lo tipifique como delito".

La primera ficha de la Policía en la que se encontró el registro de una persona detenida por su orientación sexual data de 1950 y muestra una referencia al detenido como "hueco", un término peyorativo en Guatemala para referirse a un homosexual.

Otro de los registros hallados es de una mujer trans, desrita como "hombre homosexual", fue consignada por supuesta "usurpación de la identidad y utilización de nombre falso".

La investigadora del AHPN, Katia Orantes, indicó que la extinta Policía Nacional llegó a categorizar a las personas LGBTI como "enemigo interno", tal como lo hizo con indígenas ixiles en los años 1982-1983, cuando gobernaba de facto el general José Efraín Ríos Montt, quien hasta su muerte en abril se encontraba sujeto a un proceso por genocidio y delitos de lesa humanidad.

Por su parte, la representante de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), Liliana Valiña, destacó que el informe -al que se puede acceder en forma digital en el sitio del AHPN- ilustra "la violencia que sufrió el país en el conflicto armado e impacta positivamente en la memoria histórica de Guatemala".

La publicación, añadió, "es una manera de honrar a las víctimas y en este caso a las personas LGBTI", en la búsqueda de la verdad, la justicia, la reparación y la no repetición.

"La discriminación contra las personas LGBTI alimenta la espiral de violencia a la que están sometidas diariamente y crea un ambiente propicio para su exclusión de oportunidades en todas las facetas de la vida", concluyó Valiña.

El Archivo Histórico, encontrado en un complejo policial de forma fortuita en 2005 por personal de la Procuraduría de los Derechos Humanos, ha digitalizado 21 millones de folios de unos 57 millones correspondientes a la extinta Policía Nacional, cuya temporalidad va de 1881 a 1997.