EFETecún Umán (Guatemala)

Cerca de 500 migrantes centroamericanos, en su mayoría hondureños, cruzaron hoy por la tarde el paso fronterizo de Tecún Umán para continuar su camino por México, siguiendo el protocolo de las autoridades guatemaltecas.

Mientras en la mañana había cientos de personas formadas esperando su turno ante el Instituto Guatemalteco de Migración para pasar a México sobre el puente del río Suchiate que divide ambos países, por la tarde la zona se había vaciado la zona.

En atención a las indicaciones de las autoridades guatemaltecas y mexicanas, los migrantes entregaron sus documentos, se formaron y aguardaron horas por un turno para, ya fuese en familia o en grupos de cinco personas, cruzar el paso fronterizo y seguir su camino.

Sin embargo, Efe constató que varios migrantes centroamericanos regresaban de México a Guatemala caminando por el puente con un brazalete entregado por la Secretaría de Gobernación mexicana.

Antonio, de 28 años de edad, uno de los migrantes que portaban el brazalete y caminaba de regreso hacia el parque Ayutla, en Tecún Umán, comentó a Efe que en México le habían dado el brazalete que lo acreditaba para volver en cinco días, dormir en un albergue y seguir con un proceso "humanitario" que le permitirá acceder a empleo y servicios de salud básicos en territorio mexicano.

Por la mañana, alrededor de un centenar de personas avanzaron a lo largo de una disciplinada hilera humana, tal y como ordenó el personal del Instituto Nacional de Migración de México, el cual entregó las primeras tarjetas con finalidad humanitaria, documento que otorga el acceso a empleo y servicios de salud básicos en territorio mexicano.

La dependencia gubernamental indicó que acelerará el trámite de dichas tarjetas, tratando de que se resuelvan en 5 días en lugar de en los 30 que suele demorarse habitualmente.