EFEMontevideo

El Comité Nacional para la Erradicación de la Explotación Sexual Comercial y No Comercial de la Niñez y la Adolescencia en Uruguay (CONAPEES) lleva registrados este año 285 casos atendidos de explotación sexual en niños y adolescentes en el país suramericano, anunciaron hoy fuentes de la organización.

El presidente del CONAPEES, Luis Purtscher, destacó que Uruguay pasó de negar la situación y constatar apenas 20 casos entre 2007 y 2009 a comprender que es un problema que se expresa en todo el país.

El anuncio se hizo en el marco del Día Nacional de Lucha Contra la Explotación Sexual Comercial de niños y adolescentes en Uruguay, y al tiempo CONAPEES, junto al Instituto del Niño y Adolescente uruguayo, presentaron el II Plan Nacional 2016-2021 para sensibilizar, capacitar, evaluar y proteger ante la explotación sexual.

Purtscher explicó a la prensa que este programa, de carácter quinquenal, contiene distintos objetivos que se expresan en 100 acciones con referente inconstitucional a través de la realización de campañas o de promover reformas en la normativa nacional.

"Esto se hace a efectos de poder dar respuesta a un problema que hasta hace muy poco en el Uruguay se negaba, y hoy muestra que lamentablemente es una realidad a lo largo y a lo ancho de todo el país", sostuvo.

El II Plan Nacional enmarca su labor en una perspectiva de género, generaciones, de derechos humanos y en el interés superior de los niños y adolescentes y pretende materializar una política pública de alcance nacional que garantice sus derechos.

Además, concretó que estas situaciones de explotación son especialmente relevantes en la frontera seca, en la frontera húmeda, las distintas vías de comunicaciones y transporte de mercancías, en los espacios vinculados al turismo de los y playa, y en los espacios vinculados a los enclaves productivos.

En cuanto al papel de los adultos en estos casos, Purtscher remarcó que es "fundamental en la propia concreción del delito" al tratarse de "una relación desigual entre un adulto y un niño donde el adulto paga o promete dar algún tipo de elemento a cambio de un acto sexual remunerado material o simbólicamente".

"En Justicia ha habido avances y esto se ha expresado en distintos informes que el Poder Judicial ha requisado con respecto a la cantidad de procesados por este tema", añadió.

En cuanto al perfil de los niños explotados, el experto señaló que, generalmente, se trata de menores a partir de los 13 años y de bajos recursos. "Suelen provenir de otras formas previas de abuso", añadió.

Al acto de presentación, que tuvo lugar en la sede de la Dirección Nacional de Impresiones y Publicaciones Oficiales uruguaya (IMPO) acudió también la presidenta del Instituto del Niño y del Adolescente del Uruguay (Inau), Marisa Lindner.

Lindner consideró que este plan constituye "sustantivamente una avance puesto que va a ser aprobado por el Poder Ejecutivo a través de un decreto y de la consolidación, conformación y ampliación de la participación de las instituciones en este ámbito de coordinación institucional".

"El tema de seguridad, tanto en el momento de judicializar un problema como luego el tratamiento que se lleve dentro del sistema de Justicia, es muy importante que como Inau estamos colocando en los marcos normativos como la Ley de Trata y como la Ley Integral Contra la Violencia de Género", concluyó.