EFEMontevideo

Uruguay redujo la prevalencia de fumadores y pasó del 25 % en 2009 al 21,6 % en 2017, lo que representa un descenso aproximado del 13 %, según los resultados de la Encuesta Mundial de Tabaquismo en Adultos (Gats) presentados hoy en Montevideo.

En este sentido, el responsable del área en el Ministerio de Salud Pública (MSP), Enrique Soto, dijo a la prensa que la encuesta Gats está estandarizada a nivel mundial y sirve para evaluar "el impacto de las políticas" que se han implementado para identificar las estrategias a tomar a partir de ello.

Asimismo, Soto consideró que las políticas antitabaco de Uruguay han tenido "mucha incidencia" en los resultados positivos que presentó el país.

"Uruguay es un país de referencia en el mundo en cuanto a la aplicabilidad del convenio marco para el control de tabaco, es tomado como ejemplo donde se han aplicado todos los requisitos que sugería el convenio marco que en nuestra nación es ley", acotó.

Además, el integrante del MSP explicó que la primera evaluación que se hace es que Uruguay tiene "un descenso razonable" de acuerdo a las medidas que se adoptaron, siempre teniendo en cuenta el punto de partida que mostraba que el país suramericano era uno de los que tenía "más alta prevalencia" de tabaquismo a nivel regional.

"El hábito de fumar estaba aceptado socialmente y eso implicó un trabajo de mediano y largo plazo donde las políticas que se aplican tienen varios componentes, unas están referidas a la esfera normativa, otras a la esfera de fiscalizar y otra, que para mi es la más importante, es convencer a las personas de los riesgos del tabaco", subrayó Soto.

Respecto a ello, manifestó que se deben desarrollar estrategias para apuntar a los sectores de la sociedad en los que hubo menor descenso de la prevalencia, como es el caso de las mujeres o de determinados grupos socioeconómicos.

Las principales medidas impulsadas por el MSP se refieren al proyecto de ley de empaquetado neutro, que está a estudio de la Cámara de Senadores, el análisis de implementar un decreto sobre el cigarrillo electrónico y alguna normativa acerca de los aditivos con los que se produce el cigarrillo.

Algunas de las cifras principales que manejó el estudio de Gats indican que el 72,9 % de los fumadores uruguayos planean o están pensando en dejar de fumar.

De todos ellos, el 10,3 % planea hacerlo en el próximo mes. Además, el 42,9 % de los fumadores actuales ha pensado en dejarlo debido a las advertencias sanitarias en las cajillas.