EFEMontevideo

El Parlamento uruguayo manifestó hoy su interés en participar de una iniciativa internacional a favor de la creación de un tratado legal que obligue a las empresas transnacionales a respetar los Derechos Humanos (DDHH).

Así lo expresó durante el Seminario "Empresas Transnacionales y Derechos Humanos", la diputada oficialista uruguaya y presidenta de la Escuela de Gobierno del Parlamento, Lilián Galán, quien manifestó que la iniciativa del seminario, organizado por esa escuela en conjunto con las Naciones Unidas, es de gran interés para el país.

"Nos pareció que era un tema muy importante porque no está todavía en la agenda nuestra a pesar de que Uruguay está sufriendo por parte de empresas transnacionales demandas sobre nuestras políticas públicas", indicó Galán.

"Ya hemos tenido el tema de Phillip Morris, que si bien fue beneficioso para Uruguay significó una cara inversión en abogados e infraestructura que va en detrimento de nuestras políticas públicas con respecto al aumento del gasto público social", agregó la legisladora.

Por otra parte, Galán destacó que Uruguay está interesado en participar de un evento de carácter interparlamentario sobre el tema a realizarse este septiembre en la sede del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra con el objetivo de tomar una postura más activa al respecto.

En esa misma línea se expresó la consultora del área de Derechos Económicos, Sociales y Culturales del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los DDHH (ACNUDH), la chilena Alejandra Parra, quien también hizo un llamado a que el Estado de Uruguay adopte de la mejor manera posible las directrices de la ONU al respecto del tema.

"Cuando los países se embarcan en estos procesos de política pública hay que preocuparse mucho de que sean dinámicos y vivientes, que puedan irse modificando y exista un mecanismo de seguimiento muy fuerte", sentenció Parra.

"Es fundamental que se generen los conductos de participación efectiva, de acceso a la información y de transparencia que son principios angulares para garantizar muchos derechos en el caso de que no se esté cumpliendo efectivamente", recalcó la chilena.

Por su parte, el profesor argentino y asesor de la organización South Centre Ginebra, Carlos Correa, reconoció que si bien son útiles, las sugerencias de la ONU no son suficientes.

"Todos sabemos que estas empresas controlan una gran parte de la producción mundial de manera directa o indirecta e influyen muchas veces de manera desmesurada e injustificada sobre las direcciones de los gobiernos, por lo que tienen mucha capacidad de dañar", afirmó.

Correa recalcó que hay "numerosos ejemplos" donde las empresas han dejado víctimas, ya sea por contaminación y daños ambientales como por desplazamiento de las comunidades o explotación infantil.

Esto, indicó, motivó una iniciativa para crear tratados legalmente "vinculantes" que obliguen a las transnacionales en materia de DDHH.

"La aspiración que han tenido Ecuador, Sudáfrica y los países que los acompañan en la iniciativa es cambiar radicalmente esta situación y desarrollar un marco normativo obligatorio para las transnacionales de manera de garantizar reparación a las víctimas", recalcó el argentino.

El seminario "Empresas Transnacionales y Derechos Humanos" contó con la participación de expertos en el área legal y miembros de organizaciones defensoras de los DDHH de Argentina, Chile, Brasil, España, Ecuador y Uruguay.

La Escuela de Gobierno del Parlamento uruguayo, encargada de realizar cursos de formación en apoyo a la tarea legislativa es financiada por la Fundación Giménez Abad, que depende de las Cortes de Aragón y es una iniciativa de cooperación española.