EFETegucigalpa

Uno de los vicepresidentes del Parlamento de Honduras, Antonio Rivera, dijo hoy que la Constitución no reconoce el matrimonio homosexual, y aseguró que el criterio emitido por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) a favor de la unión de parejas del mismo sexo no es vinculante.

La opinión consultiva emitida el martes por la CorteIDH a solicitud de Costa Rica acerca de los derechos de la comunidad LGBTI (lesbiana, gay, bisexual, transgénero e intersexual), "tiene validez" en el vecino país, pero "no es vinculante" para Honduras, señaló Rivera a los periodistas.

Enfatizó que para reconocer el matrimonio homosexuales es necesario reformar el artículo 112 de la Constitución, para lo que se requiere mayoría calificada, 86 votos de los 128 diputados que integran el Congreso Nacional.

El artículo 112 de la Constitución hondureña dice textualmente: "Se reconoce el derecho del hombre y de la mujer a contraer matrimonio, así como la igualdad jurídica de los cónyuges".

Los jueces de la CorteIDH determinaron el martes que los Estados deben "reconocer y garantizar todos los derechos que se deriven de un vínculo familiar entre personas del mismo sexo".

"Es necesario que los Estados garanticen el acceso a todas las figuras ya existentes en los ordenamientos jurídicos internos, incluyendo el derecho al matrimonio, para asegurar la protección de todos los derechos de las familias conformadas por parejas del mismo sexo, sin discriminación con respecto a las que están constituidas con parejas heterosexuales", agrega el criterio de la CorteIDH.

Rivera, diputado del gobernante Partido Nacional, indicó que el Congreso Nacional está abierto a iniciar una discusión sobre los derechos de las parejas homosexuales, aunque descartó que sea para reconocer el matrimonio entre parejas del mismo sexo.

El parlamentario se expresó a favor de respetar la orientación sexual de cada persona, pero insistió en que el Estado hondureño "no reconoce" el matrimonio homosexual.

La opinión consultiva de la CorteIDH también garantizó otros derechos, como el de cambiar el nombre en los documentos de identidad de acuerdo a la identidad de género de cada persona mediante un procedimiento que debe ser expedito y sin discriminación.

El colectivo LGTBI de Honduras ha celebrado como una victoria la opinión de la CorteIDH, que forma parte de la Organización de Estados Americanos (OEA).

"Nos sentimos muy contentos por esta opinión consultiva de la Corte Interamericana", dijo a periodistas Pedro Ferrera, un activista de la comunidad hondureña LGTBI.

Destacó que el Estado de Honduras debe evaluar mecanismos para implementar el criterio de la CorteIDH y así "garantizar y respetar" los derechos de la comunidad LGTBI.

En América el matrimonio homosexual está autorizado en Canadá, Estados Unidos, México, Argentina, Brasil, Uruguay y Colombia.