EFEWashington

Un cohete lanzado este lunes en Estados Unidos por Virgin Orbit no pudo completar el recorrido debido a una "anomalía" durante la primera etapa del vuelo, informó la compañía con sede en California, que confirmó que tanto el avión usado para el lanzamiento como la tripulación regresaron a salvo.

"Cumplimos muchos de los objetivos que nos propusimos, aunque no tantos como nos hubiera gustado", señaló en un comunicado el CEO de Virgin Orbit, Dan Hart, quien describió la prueba como "un gran paso adelante".

Poco después de la misión, la firma había indicado en su cuenta de Twitter que se había logrado un "lanzamiento limpio" desde el avión Cosmic Girl, un 747 diseñado para transportar el cohete bajo una de sus alas.

"Sin embargo, la misión terminó poco después del lanzamiento", agregó el mensaje sobre el cohete Launcher One.

La compañía indicó que el Cosmic Girl y toda su tripulación "aterrizaron de forma segura en el Puerto Aéreo y Espacial de Mojave", en California.

La cadena estadounidense CNN indicó que un portavoz señaló que el cohete cayó al océano.

Sin anticipar detalles, Virgin Orbit afirmó en el comunicado que su próximo cohete se encuentra "en etapas finales de integración" en sus instalaciones de fabricación ubicadas en Long Beach, también en California, y que tienen una "media docena" más para misiones "no muy lejanas".

"La decisión de Virgin Orbit de comenzar la producción de múltiples cohetes mucho antes de este vuelo de prueba permitirá al equipo avanzar al siguiente intento a un ritmo significativamente más rápido, poco después de realizar las modificaciones necesarias en el sistema de lanzamiento", concluyó la nota.

También en Twitter, la firma del magnate británico Richar Branson, aseguró que están ansiosos por avanzar a su próxima "gran prueba lo antes posible".