EFEToronto (Canadá)

El fabricante de automóviles Ford y el sindicato canadiense Unifor anunciaron este martes un acuerdo preliminar para la firma de un convenio colectivo que incluye inversiones de alrededor de 2.000 millones de dólares canadienses (unos 1.500 millones de dólares estadounidenses) y la garantía de que la empresa producirá en Canadá cinco vehículos eléctricos.

La mayoría de la inversión se concentrará en la única planta de montaje que Ford mantiene en Canadá, Oakville, en las cercanías de Toronto, y en las plantas de motores de Oakville y Essex.

El acuerdo, que ahora tiene que ser ratificado por los trabajadores de Ford en Canadá, afecta a algo más de 6.000 empleados del fabricante en el país y tendrá vigor durante los próximos tres años, indicó Ford en un comunicado.

El presidente de Unifor, Jerry Dias, declaró durante una rueda de prensa tras el acuerdo preliminar que el nuevo convenio colectivo supone "un gran compromiso por parte de Ford, es enorme" porque garantiza la carga de trabajo en las plantas del fabricante durante décadas.

Dias añadió que Ford se ha comprometido a producir en Oakville cinco modelos de vehículos eléctricos y a invertir 1.800 millones de dólares canadienses (1.352 millones de dólares estadounidenses) en la planta de montaje para dotarla con nuevos equipos.

Otros 200 millones de dólares canadienses (unos 150 millones de dólares estadounidenses) estarán destinados a las plantas de motores.

En la actualidad Oakville, donde trabajan unas 4.300 personas, produce los todocaminos SUV Ford Edge y Lincoln Nautilus. Pero Ford no tenía planes para montar otros modelos al termino del actual ciclo de producción en 2023.

Las obras para adaptar Oakville a la producción de vehículos eléctricos empezará en 2024. En 2025 se espera que la planta canadiense empiece a producir el primero de los nuevos modelos. El quinto será producido en 2028.

Mientras, la planta de motores de Ford en la localidad de Windsor producirá en el futuro un motor de 6,8 litros.

Dias también explicó que Ford se ha comprometido a producir en Canadá las baterías que equiparán los vehículos eléctricos montados en el país.

Las autoridades canadienses han ofrecido hasta 500 millones de dólares a Ford para que mantenga la producción de vehículos en Oakville y transforme la planta en un centro de producción de vehículos eléctricos.