EFESan Francisco (EE.UU.)

La multinacional estadounidense Google confirmó este viernes las informaciones que apuntaban a que había decidido abandonar la fabricación de tabletas, tras el poco éxito de Pixel Slate, que salió al mercado en octubre pasado y ha tenido una recepción muy fría por parte de los usuarios.

Consultada por Efe, la empresa remitió al perfil de Twitter del vicepresidente para aparatos y servicios de Google, Rick Osterloh, quien en un mensaje en la red social indicó que el equipo de hardware se centrará "exclusivamente" en la fabricación de computadores portátiles de ahora en adelante.

"Pero que nadie se lleve a engaño: los equipos de Android (el sistema operativo para celulares de Google) y Chrome OS (el sistema operativo para computadores y Pixel Slate) están al 100 % comprometidos en su trabajo a largo plazo con nuestros socios en tabletas para todos los segmentos del mercado", apuntó.

Según el ejecutivo de la firma de Mountain View (California, EE.UU.), por tanto, Google dejará de fabricar sus propias tabletas, pero seguirá proveyendo software para los dispositivos de otras marcas como hasta ahora.

Osterloh también matizó que la compañía seguirá proveyendo apoyo técnico completo "en el largo plazo" a quienes tengan una tableta Pixel Slate.

Las tabletas de Google jamás han llegado a ser un actor destacado en el mercado -completamente dominado por el iPad de Apple y, a mucha distancia, los modelos de Samsung- y, según los datos más recientes del portal Statcounter, en mayo de este año sólo suponían un 0,3 % del total de tabletas en Estados Unidos y un 0,35 % a nivel mundial.

En un acto en Nueva York el pasado 9 de octubre, la firma que dirige Sundar Pichai presentó Pixel Slate como una tableta convertible en computador portátil que había sido diseñada para que el usuario pudiera sacarle el máximo rendimiento tanto en el trabajo como en su tiempo de ocio.

Slate se convertía así en el último intento de la empresa por hacerse un hueco en el mundo de las tabletas, tras los modelos Nexus 7, 10 y 9 y Pixel C, y la primera en usar el sistema operativo Chrome OS.