EFERío de Janeiro

La empresa que opera el metro de de Río de Janeiro anunció este lunes que adoptó una tecnología que facilita el acceso a su servicio a los propietarios de tarjetas de pagos por proximidad y que en el futuro será extendida a todos los sistemas de transporte público de Brasil.

MetroRio se convirtió en la primera concesionaria de transporte público de Brasil en adoptar el llamado pago por proximidad, por el que el usuario puede ingresar al servicio tan sólo acercando su tarjeta particular de crédito o de débito a un lector especial y sin necesidad de ir hasta la taquilla para pagar el boleto o de contar con una tarjeta especial para el transporte.

La tecnología fue desarrollada por MetroRio y por la multinacional de pagos digitales Visa, y cuenta en un primer momento con la asociación de Cielo, la mayor operadora de tarjetas de crédito y de débito del país; del estatal Banco do Brasil, la mayor institución financiera, y del banco privado Bradesco.

Inicialmente el sistema tan sólo estará disponible para los portadores de tarjetas Visa que cuenten con la tecnología de pagos por proximidad.

El sistema le abre las puertas de las registradoras en las 41 estaciones del metro de Río a quienes cuenten con la tecnología de pagos por proximidad bien sea en sus tarjetas bancarias o en aparatos como teléfonos móviles, relojes o pulseras.

El sistema, que le ahorra tiempo al cliente y facilita la fluidez en el embarque, permite que la tarifa del metro sea descontada directamente de la tarjeta de débito del usuario o cargada en su tarjeta de crédito sin ninguna tasa adicional pese a tratarse de un valor ínfimo.

"La idea es ofrecerle más agilidad en el metro a los clientes de cualquier emisor que posean dispositivos por aproximación", explicó el presidente do MetroRio, Guilherme Ramalho, en rueda de prensa.

El funcionamiento de la tecnología en el subterráneo de Río, además, servirá como proyecto piloto para su extensión a todos los demás sistemas de transporte público de las demás ciudades del país, explicaron a Efe voceros de la concesionaria.

"El objetivo de MetroRio es innovar para facilitar la vida de nuestros clientes. Queremos ofrecerle conveniencia y evitarle filas. Creemos que la movilidad urbana tiene que ser cada vez más integrada y de fácil uso. Estamos animados por ofrecer esta innovación de forma pionera tanto a los cariocas como a los turistas que visitan la ciudad", dijo Ramalho.

El metro de Río, con 58 kilómetros de extensión y que moviliza 880.000 personas por día, será la primera concesionaria del mundo en adoptar la nueva tecnología de Visa de pagos por proximidad conocida como SAM (Secure Acces Module) sin tener que cambiar sus registradoras ni sus sistemas de acceso.

"Consideramos que el uso de la tecnología de pagos por proximidad en el metro es una oportunidad para digitalizar miles de millones de transacciones de bajo valor, facilitar la vida del pasajero y reducir los gastos con el transporte público", dijo por su parte el presidente de Visa en Brasil, Fernando Teles.

Según Visa, sus tarjetas de pagos por proximidad ya son aceptadas por unos 3 millones de establecimientos comerciales en todo Brasil.

La multinacional agregó que el número de pagos por aproximación llega a cerca de un millón por mes en Brasil, en donde el sistema viene sustituyendo gradualmente el uso de dinero.

Tan sólo el Banco do Brasil tiene previsto emitir este año cinco millones de nuevas tarjetas bancarias con la tecnología.