EFERedacción Ciencia

El telescopio espacial James Webb está completamente alineado y enfocado, lo que le permite captar imágenes nítidas con sus cuatro instrumentos científicos, que enviaron instantáneas de la Gran Nube Magallanes.

Para esta prueba, Webb apuntó a parte de la Gran Nube de Magallanes, una pequeña galaxia satélite de la Vía Láctea, “proporcionando un denso campo de cientos de miles de estrellas a través de todos los sensores del observatorio”, informa la Agencia Espacial Europea (ESA).

En estas imágenes nítidamente enfocadas se puede ver el campo de visión completo del telescopio espacial y demuestran que está totalmente alineado y enfocado, agrega la ESA, que participa en este proyecto junto a la NASA y la Agencia Espacial Canadiense (CSA).

El equipo del James Webb decidió, por unanimidad, que el telescopio estaba listo para pasar a su siguiente y última serie de preparativos, que durará unos dos meses antes de que comiencen las operaciones científicas este verano, informa la NASA.

"Estas imágenes han cambiado profundamente mi forma de ver el universo. Estamos rodeados de una sinfonía de la creación; ¡hay galaxias por todas partes! Espero que todo el mundo pueda verlas”, indicó Scott Acton uno de los científicos que trabajan con el observatorio espacial.

El telescopio espacial, llamado a ser el sucesor del mítico Hubble, observará el universo en el infrarrojo cercano y medio con un conjunto de cámaras, espectrógrafos y coronógrafos de última generación, de los que MIRI y NIRSpec tienen participación científica española.

Los cuatro instrumentos son: MIRI, que trabaja con la luz infrarroja media; NIRCam, cámara de infrarrojo cercano; el espectrógrafo NIRISS y el espectómetro NIRspec.

James Webb, que fue lanzado al espacio el pasado 25 de diciembre y situado a 1,5 millones de kilómetros de la Tierra, tiene como misión observar el momento en que surgieron las primeras galaxias.