EFELima

Inmerso en una gran crisis sanitaria y económica por el impacto de la COVID-19, Perú ha decidido afrontar el desafío de la pandemia con propuestas e ideas innovadoras de su comunidad científica, dispuesta a demostrar que puede estar a la vanguardia de las más desarrolladas del mundo.

De esa manera, ha salido al frente con propuestas innovadoras, muchas de ellas de menor costo y de acuerdo a las características de un país de renta media, que buscan responder a convocatorias urgentes hechas por las autoridades de la quinta nación del mundo, y la segunda de Latinoamérica con más casos del coronavirus.

Tal es el caso de la masiva respuesta que han recibido las dos convocatorias de "Proyectos Especiales: Respuesta al COVID-19 I y II" que ha hecho hasta el momento el Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica (Concytec) y que recibieron más de 1.000 iniciativas y ya han dado más de 50 proyectos ganadores, financiados con un total de 11,5 millones de soles (unos 3,3 millones de dólares).

Al respecto, la presidenta del Concytec, Fabiola León-Velarde señaló a Efe que "la respuesta a la pandemia" desde la ciencia y tecnología de su país se ha dado "en todos los ámbitos necesarios para combatirla", y destacó que el 26 % del total de proyectos elegidos son liderados por mujeres.

NECESIDADES ANTE LA COVID

El segundo concurso recibió 501 proyectos tras ser convocado por el Fondo Nacional de Desarrollo Científico, Tecnológico y de Innovación Tecnológica (Fondecyt), el órgano ejecutor del Concytec, para responder "a las nuevas exigencias originadas" por la pandemia en Perú.

Se sumó a una primera convocatoria que fue lanzada a fines de marzo pasado, que también recibió 600 iniciativas e impulsó otros 29 proyectos, actualmente en pleno desarrollo con una subvención total de más 6 millones de soles (1,76 millones de dólares).

El Concytec mantuvo la exigencia de que las iniciativas puedan ofrecer resultados en el menor tiempo posible, por lo que cada proyecto debió adjuntar sus notas conceptuales entre el 27 y 31 de mayo pasado, tras lo cual 45 de ellos avanzaron a una segunda etapa y se escogió a los 21 nuevos finalistas.

Estas iniciativas se desarrollarán ahora en las áreas temáticas de epidemiología y prevención, accesorios sanitarios, vacunas, antígenos y antivirales, así como investigaciones sociales y económicas, con una subvención individual de hasta 350.000 soles (unos 102.000 dólares), hasta sumar a los 5,5 millones de financiación total.

RESPUESTA EN TODOS LOS ÁMBITOS

La respuesta de la comunidad científica y tecnológica peruana se ha dado en todos los ámbitos, con iniciativas que provienen principalmente de universidades (56 %), institutos de investigación públicos y privados (28 %) y empresas (16 %), además de que el 26 % del total son lideradas por mujeres, destacó León-Velarde.

De esa manera, se impulsarán proyectos que proponen el desarrollo de dispositivos médicos diversos, como la fabricación de ventiladores mecánicos, concentradores de oxígeno, equipos de protección respiratoria y equipos de esterilización rápida.

Además, sobre el estudio de la transmisión, evolución y control del virus, el estudio, evaluación, desarrollo y producción de nuevas terapias, vacunas y antivirales, y el desarrollo de pruebas de diagnóstico molecular rápidas, masivas, económicas y altamente sensibles al virus.

También se harán investigaciones sobre los efectos sociales y económicos de la epidemia, y sobre la gestión de datos y aplicaciones móviles que permitan obtener información relevante sobre reporte de casos, avance y comportamiento del virus con fines de prevención.

APORTES NOVEDOSOS

En este escenario, León-Velarde detalló a Efe que entre los proyectos llaman la atención "por su novedad y posibilidades de aporte a la lucha contra el virus... los que buscan desarrollar sueros específicos anti-COVID y antígenos que puedan ser purificados de huevos de gallina y otros".

También las propuestas "que buscan mayores respuestas en los enfermos asintomáticos" o establecer "la verdadera dimensión de la alteración pulmonar pos-COVID", así como innovaciones enfocadas en la creación de pruebas de diagnóstico molecular con tecnología de punta, que puedan ser producidas en el país, "lo que reduciría considerablemente los costos de producción y venta".

Las novedosas iniciativas también comprenden "el desarrollo de procesos de desinfección optimizados, con rayos ultravioleta o pinturas especiales para unidades de transporte público" y de estudios "sobre las implicaciones de la cuarentena y los desafíos de la pandemia en aspectos de la sociedad, como las actividades económicas y la violencia de género".

"Las semanas siguientes no solo revelarán la forma en que los peruanos aprendemos a convivir con el SARS-CoV-2 y la capacidad de respuesta de nuestro sistema de salud, sino también la efectividad de las valiosas propuestas que los científicos peruanos vienen desarrollando", concluyó la presidenta del Concytec.

David Blanco Bonilla