EFEMéxico

Para el director de productos 'online' de Strendus, Eduardo Peláez, en México hay dos perfiles de apostadores en los eSports, el que proviene del la comunidad 'gamer' y el aficionado de deporte tradicional que busca más entretenimiento.

"En México las apuestas de eSports son de nicho para juegos como League of Legends, Rainbow Six o Counter Strike, ahí participan las personas de su comunidad que conocen sus reglas y dominan el lenguaje. Los que lo hacen por algún simulador de deportes tradicional como FIFA (fútbol) provienen de él y buscan más entretenimiento", dijo a Efe este sábado Peláez.

El experto de Strendus, una empresa mexicana dedicada a apuestas deportivas en línea, describió al apostador 'gamer' como un adulto joven que está entre los 18 y 25 años y al que viene del deporte tradicional como alguien que tiene entre 18 y 35 años.

A pesar de que los 'gamers' de League of Legends o Rainbow Six, provienen del mundo de los videojuegos, Peláez reveló que en Strendus estos videojuegos son de los productos por los que menos invierten sus clientes.

"Lo que más se apuesta en Strendus son los videojuegos de FIFA y el 2K (baloncesto NBA), después viene League of Legends. Los torneos de FIFA superan tres o cuatro veces en volumen de apuestas al resto de juegos, creo que es por la familiaridad que hay con el fútbol", explicó.

Peláez comentó que la cifras dicen que los apostadores de eSports eligen por quién confiar en sus apuestas de forma pasional y no racional ya que no lo hacen para ganar dinero, sino para divertirse.

Eduardo Peláez señaló que en México los jugadores prefieren invertir dinero de azar en las Ligas más importantes del mundo ubicadas en las regiones más avanzadas en los deportes electrónicos como Asia o Europa y menos en certámenes nacionales o latinos.

El también experto en estadística confesó que las apuestas de eSports en Strendus representaron en 2020 menos del uno por ciento de sus ganancias, debido a que son "muy pocos" los más de 55 millones de gamers que hay en México los que arriesgan su dinero.

"Los cinco deportes que más se apuestan en Strendus son fútbol y los cuatro principales estadounidenses, el baloncesto de la NBA, el béisbol de la MLB, el fútbol americano de la NFL y el hockey sobre hielo de la NHL", expresó.

El ejecutivo reconoció que la cancelación de los deportes tradicionales por la pandemia de la COVID-19 potencializó en un 200 por ciento las apuestas en eSports, pero una vez reanudados, la demanda bajó y quedó en lo doble de lo que percibían que antes.

En el caso de la eLiga Mx, el torneo de FIFA organizado por el fútbol mexicano, sólo un 10 por ciento del público que apostaba en Strendus por el balompié tradicional recurrió a la alternativa del simulador.

"Las apuestas en los eSports es una industria que en México podría crecer en cinco años alrededor del 20 por ciento, lejano al 10 por ciento anual que lo hará en regiones desarrolladas", finalizó.