EFEMiami

La cápsula tripulada Endeavour, de la firma privada SpaceX, fue traslada este miércoles a otro puerto de la Estación Espacial Internacional (EEI), a fin de hacer espacio para la cápsula Starliner, fabricada por la compañía Boeing y que se espera arribe al laboratorio orbital el próximo 31 de julio.

La cápsula fue transferida, durante una maniobra hecha de forma autónoma, del puerto delantero del módulo Harmony a otro que mira hacia el espacio, en el que ha sido el segundo movimiento de esta nave espacial desde su llegada a la EEI el pasado 24 de abril, informó la NASA.

Durante la maniobra, se mantuvieron en el interior de la cápsula los cuatro tripulantes de la misión Crew 2: los astronautas de la NASA Shane Kimbrough y Megan McArthur, así como Akihiko Hoshide, de la agencia aeroespacial de Japón (JAXA), y Thomas Pesquet, de Agencia Europea Espacial (ESA).

La cápsula Starliner tiene previsto despegar sin astronautas el próximo 30 de julio desde Cabo Cañaveral (Florida, EEUU) y a bordo de un cohete Atlas V, United Launch Alliance (ULA).

Será la segunda misión de prueba que efectúa esta firma privada, producto de una alianza entre Boeing y Lockheed Martin, luego de que en 2019 fracasara el primer intento de llegar a la EEI y la cápsula Starliner debiera aterrizar en Nuevo México.

El vuelo de prueba de fines de este mes analizará las capacidades de Starliner, "desde el lanzamiento hasta el atraque, el reingreso atmosférico y un aterrizaje en el desierto en el oeste de los Estados Unidos", de acuerdo a la NASA.

"La misión sin tripulación proporcionará datos valiosos sobre el sistema de transporte de la tripulación de Boeing y ayudará a la NASA a certificar Starliner y el cohete Atlas V para vuelos regulares con astronautas hacia y desde la estación espacial", agregó la agencia estadounidense.

Los cuatro astronautas de la segunda misión tripulada que efectúa SpaceX tienen previsto regresar a la superficie terrestre durante la primera quincena de noviembre, es decir poco después de que atraque en la EEI su sucesora, la Crew-3, cuyo despegue está programado para el 31 de octubre.