EFEAlmería

La Guardia Civil ha desarticulado en Almería una presunta organización criminal dedicada al tráfico de personas con "pateras taxi" desde la costa argelina, y ha detenido a tres de sus miembros acusados de delitos contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y pertenencia a grupo criminal.

La Comandancia de Almería ha informado en una nota de prensa de que a finales del pasado julio puso en marcha la llamada la operación 'Limestone' al tener conocimiento de que una persona afincada en Fuente Álamo (Murcia) formaba parte de una red con estructura estable en países del norte de África y España.

Según la Guardia Civil, dicho entramado se había especializado en el tráfico de personas con destino al levante de España.

Para ello, miembros de la red operaban en la frontera entre los países del norte de África facilitando el paso de personas que eran trasladados y alojados en viviendas situadas en Orán (Argelia), en las que permanecían hasta poder embarcar en una patera con destino a la costa almeriense.

Así, la presunta red de inmigración contaba con una cartera de patrones de embarcaciones tipo "patera taxi" con los que se planificaba la entrada coordinada por distintos lugares del levante almeriense.

Las embarcaciones llegaban distribuidas en distintas tandas y coordinadas "tanto en tramos horarios como en los lugares de desembarco", con la finalidad de dificultar la actuación de la Guardia Civil en el momento de la arribada de los inmigrantes.

En el desarrollo de la investigación los agentes de la Guardia Civil tuvieron conocimiento de que el pasado 16 de septiembre se planeaba una llegada de pateras con personas provenientes de Orán que arribarían a la zona de costa del levante almeriense.

Se estableció entonces un dispositivo policial que culminó con la detención de tres personas residentes en la localidad murciana de Fuente Álamo, los cuales se habían desplazado a la provincia de Almería y se encontraban distribuidos en distintos puntos de la costa levantina, con el propósito de recepcionar a los inmigrantes que llegaron en embarcaciones durante la madrugada de ese día.

Las investigaciones realizadas en el marco de la operación 'Limestone', se han llevado a cabo a través de la dirección de la titular Juzgado de Instrucción número 4 de Vera (Almería), "llevando un control judicial constante", y con conocimiento del fiscal delegado de Extranjería de la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Almería, destaca la nota.

La investigación continúa abierta con el fin de descubrir la implicación de otras personas.