EFEAlmería

El puerto de Almería cerrará el 2018 con casi 28.972 cruceristas, un 11,5 % más que el año pasado, a pesar de que el número de escalas de cruceros ha sido similar al del 2017, con un total de 37 frente a las 38 del ejercicio previo.

Así lo ha trasladado la Autoridad Portuaria de Almería (APA) en una nota después de que su presidenta, Mari Carmen Ortiz, haya participado en la inauguración de la Jornada de Concienciación de Turismo de Cruceros en la Provincia de Almería.

Ortiz ha apelado a la colaboración de todas las administraciones públicas, instituciones y empresas del sector turístico para reforzar Almería como destino de cruceros.

La presidenta de la Autoridad Portuaria ha subrayado que para que un destino sea incluido en los itinerarios de las compañías navieras tiene que cumplir dos requisitos: estar ubicado en una posición geográfica adecuada y ser atractivo para los turistas.

"Almería, como puerta de entrada al Mediterráneo occidental, está en una posición adecuada para figurar en las rutas de los cruceros, y cumple por tanto el requisito de ser un lugar factible para escalas", ha afirmado.

En este sentido, ha manifestado que cuando una naviera elige un punto de atraque no lo hace por el puerto de escala en sí, sino para que sus clientes disfruten del destino, y por este motivo organiza excursiones y visitas en la ciudad portuaria y alrededores.

Ha valorado también la oportunidad del encuentro, a la vista del "incremento espectacular que está experimentando la industria de los cruceros en Europa y en todo el mundo, incremento que se mantendrá en los próximos años, ya que se siguen construyendo buques turísticos, cada vez más grandes".

Según un informe de la Asociación Internacional de Líneas de Crucero (CLIA), el negocio de los cruceros es uno de los de mayor crecimiento en sector turístico, con un incremento anual del 8 % sostenido desde el 2008.

De este modo, mientras en el 2009 un total de 17,8 millones de personas realizaron un crucero para pasar sus vacaciones, en el año 2017 esta cifra se elevó hasta los 25,8 millones.