EFENíjar (Almería)

El municipio de Níjar (Almería) vive este miércoles una jornada de luto y desolación por la muerte de uno de sus vecinos, un agricultor de 77 años, y las grandes pérdidas para la agricultura tan importante para la economía del pueblo provocada por una lluvia de "granizo a mansalva".

Entre la barriada de Campohermoso y otras localidades nijareñas como la Venta del Pobre y Almaraz, en concreto en la zona conocida como 'Cortijo de Saladar y Leche', el granizo ha provocado la muerte de José Bautista Salvador, un hombre que "ha querido ayudar a su familia" y ha quedado atrapado en un invernadero en plena tromba.

"La gente en Níjar tiende a ayudar. El invernadero era de sus familiares y ha querido ver que todo estaba bien", ha manifestado a Efe la alcaldesa de Níjar, Esperanza Pérez, quien ha añadido que se ha convocado un pleno para este jueves en el que se declararán dos días de luto oficial en los que las banderas lucirán a media asta y se suspenderán todos los actos institucionales.

La regidora ha explicado que el cuerpo sin vida de la víctima ya se encuentra en el Instituto de Medicina Legal y que, previsiblemente, mañana será trasladado de nuevo al municipio para poder celebrar el velatorio.

Asimismo, Pérez ha indicado que aún no existe una valoración concreta de los daños provocados por el granizo y las trombas de agua, aunque el clima ha afectado a un importante número de explotaciones, con "muchos invernaderos en el suelo", a lo largo de unas 150 hectáreas.

El 'Cortijo de Saladar y Leche' se encuentra aún con caminos rurales y vías inundadas, ramblas anegadas y granizo cubriendo incontables fincas invernadas. Los agricultores del lugar intentan reparar los daños más inmediatos mientras temen las pérdidas que puede conllevar este fenómeno.

Es el caso de Antonio Capel, un productor que ha explicado a Efe en la finca de su hijo Juan Antonio, que todo ha ocurrido en un lapso de unas dos horas, "desde las 09:30 hasta las 11:30 más o menos".

"Estamos cultivando tomate rama. Esta mañana, en cuestión de dos horas, ha hecho un verdadero destrozo, lo que se ve aquí. Ha tirado nueve hectáreas. Nosotros producimos ecológico. Un destrozo. Lo de toda la vida en un momento lo pierde uno", ha lamentado, añadiendo que empezó a llover y la "gente salió, se fueron". "Después empezaron a caer granizos a mansalva", ha apostillado.

Las pérdidas, dice, son "incalculables", y considera que las administraciones deberían "hacer algo porque ahora un montón de gente se queda sin trabajo y no sabemos lo que vamos a hacer". "Ha sido tremendo", se lamenta.

Ayudas ya comprometidas por el delegado del Gobierno en Andalucía, Lucrecio Fernández, quien ha indicado en la feria Fitur de Madrid a los medios que el Ministerio de Administración Territorial ya ha informado de que en marzo se publicará un real decreto para los incentivos correspondientes a "todas las incidencias" provocadas por la borrasca 'Gloria'.

Ha apuntado que existen convocatorias de ayudas de protección civil "permanentemente abiertas", y ha trasladado sus condolencias a la familia del fallecido. "La pérdida de una vida humana es lo que más podemos lamentar en este tipo de sucesos", ha apostillado, poniéndose a disposición de la alcaldesa para paliar los daños.

Condolencias que también ha manifestado, en este caso en Twitter, el presidente andaluz, Juanma Moreno: "Toda mi fuerza y pesar por las dos personas fallecidas -ayer murió por hipotermia en la capital almeriense un indigente- en la provincia de Almería a causa de la borrasca Gloria que azota la zona estos días con bajas temperaturas e intensas lluvias. Un fuerte abrazo a sus familiares en momentos de tanto dolor".

Por su parte, la entidad financiera Cajamar ha acordado activar líneas especiales de financiación para atender y dar respuesta a las necesidades de las familias y las explotaciones agrícolas que se han visto destruidas completamente a consecuencia de la devastadora granizada y las lluvias torrenciales caídas esta mañana en el Campo de Níjar y otras zonas de la provincia.

Manuel Martín Alonso