EFEAlmería

Agentes de la Policía Nacional en Almería han desmantelado una organización criminal asentada en Roquetas de Mar (Almería) y la capital almeriense dedicada a la elaboración y distribución de cocaína y heroína, en una operación que se ha saldado con siete detenidos.

La Comisaría Provincial de Almería ha informado en una nota de que la operación "Aba" ha permitido localizar seis viviendas dónde se preparaba y almacenaba la droga, además del arresto de estas siete personas de distintas nacionalidades; cuatro nigerianos, un ghanés y dos españoles.

Las investigaciones se iniciaron a finales del año 2017 cuando los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de un grupo criminal organizado asentado en la provincia de Almería dedicado al tráfico de estupefacientes, conformado principalmente por personas de nacionalidad nigeriana, que adquirían distintas partidas de cocaína y heroína que adulteraban.

La droga procedía principalmente de Madrid y Holanda, en donde residían los proveedores, también de nacionalidad nigeriana, lo que aseguraba un "hermetismo absoluto".

En la mayoría de las transacciones ilegales se intercambiaba un tipo de droga por otro, y específicamente estos proveedores demandaban marihuana a cambio de cocaína y heroína.

Para hacer llegar el estupefaciente hasta Almería, la organización se habría valido de los servicios de transporte de mensajería urgente así como de las denominadas "mulas", o personas que alojan en el interior de su organismo la droga que después se adulteraba y distribuía.

Estas "mulas" viajaban en vehículos facilitados por la propia organización, conducidos por un miembro de la misma que actuaba como taxista.

Dos de las viviendas registradas, ubicadas en Roquetas de Mar eran, según la Policía Nacional, "verdaderos laboratorios dotados con la instrumentación necesaria para cortar y adulterar la droga".

El Instituto Armado ha indicado que aparte del tráfico de estupefacientes, los detenidos eran cooperadores en la usurpación del estado civil, alquilando la documentación original y válida que permitía la estancia en España a otros ciudadanos extranjeros en situación irregular a cambio de una determinada cantidad de dinero.

Así podían ser dados de alta en la Seguridad Social y ejercer una actividad laboral, de tal modo y con posterioridad, constituirse en beneficiarios de una prestación económica por desempleo.

Todos los integrantes de la organización disuelta poseen antecedentes policiales por delitos de tráfico de drogas, estando el jefe de la organización N.I.U de 52 años de edad, implicado en una operación antidroga desarrollada en el año 2002 en Suiza, y vinculado al transporte y distribución de más de cuatro kilogramos de heroína.

Otro de los arrestados, C.O de 47 años, ha sido también detenido con anterioridad por la Policía Nacional en Almería, pero con una identidad falsa, al pretender introducir en el mercado siete kilogramos de heroína.

Los detenidos han pasado a disposición de Juzgado de Instrucción número cuatro de Almería por los delitos de pertenencia a organización criminal, contra la salud pública, defraudación de fluido eléctrico y usurpación de estado civil, quién ha decretado el ingreso en prisión de seis de los siete arrestados.