EFEAlmería

La Policía Nacional ha detenido en Almería a 13 personas e investiga a otras 32 por delitos relativos a un fraude de más de 200.000 euros a la Seguridad Social a través de dos empresas relacionadas con actividades de hostelería.

Entre los implicados se encuentran los administradores de las mercantiles y personas que colaboraron en el supuesto fraude, ha informado hoy la Comisaría de Almería, que ha indicado que las investigaciones comenzaron a primeros del pasado mes julio, a raíz de varios informes de la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social de Almería.

En estos informes se apuntaba que dos mercantiles, con domicilio social en Roquetas de Mar (Almería) y dedicadas supuestamente a la actividad de hostelería, no acreditaban actividad ni registro de facturación, por lo que podía tratarse de empresas ficticias.

Los investigadores determinaron que el domicilio social de las sociedades era ficticio y que estas habían sido constituidas a los meros efectos de producir la tramitación de altas fraudulentas en la Seguridad Social y a la simulación de relaciones laborales con la finalidad de obtener prestaciones de todo tipo.

Según la Policía Nacional, dos cabecillas estaban al frente de una trama que contaba con intermediarios que captaban a personas que se encontraran en situación de desempleo o que no reunieran los periodos mínimos de carencia para acceder a la percepción de prestaciones y o de subsidios por desempleo.

La mayoría de estas personas eran de origen europeo y aunque les ofertaban contratos de trabajo y el alta en la Seguridad Social, no existía ninguna relación laboral efectiva, todo ello a pesar de que entregaban a la trama diferentes cantidades de dinero que supuestamente iban destinadas a pagar a este organismo público.

La Policía Nacional añade que han sido gestionadas 46 altas a través de estas empresas fantasmas y que 15 personas obtuvieron algún tipo de prestación como subsidio por desempleo, maternidad y bajas laborales.

Estas empresas ficticias habrían generado una deuda a la Seguridad Social de 168.000 euros en concepto de cotizaciones devengadas y no ingresadas, y al INSS de 38.000 euros, en concepto de prestaciones y subsidios por desempleo.