EFEAlmería

Una empresa tecnológica de Almería ha lanzado al mercado un reloj de pulsera con móvil y localizador GPS resistente al agua, dirigido especialmente a personas mayores, ancianos y enfermos de Alzheimer.

La compañía MovilTecno ha informado en una nota de que este dispositivo incluye también podómetro, un medidor de tensión sanguínea tensiómetro y un medidor de frecuencia cardíaca.

Aseguran que es "el primer dispositivo de estas características que se comercializa en España y está diseñado especialmente para su utilización por parte de personas mayores, enfermos de Alzheimer, demencia senil, desorientación, autismo y demás enfermedades que puedan provocar la pérdida".

José Antonio Gómez, experto en tecnología y CEO de la empresa, ha indicado que el nuevo MovilTecno Watch 767 incluye un sensor para tomar medidas de la tensión y las pulsaciones por minuto en cualquier momento, conservando un historial de las últimas mediciones.

"Las funciones del nuevo reloj pueden ser controladas muy fácilmente de forma remota por un familiar, tanto las mediciones como el historial de llamadas, la ubicación en tiempo real o el estado de la batería, por citar algunas de ellas. Tan fácil como descargar una aplicación gratuita compatible con Android e iPhone desde Google Play, que controla el reloj a distancia", ha dicho.

La compañía subraya que dada la certificación Ip66 del reloj, es posible lavarse con él puesto, destacando además que su sistema de localización funciona tanto con satélites GPS, por WIFI como por antenas LBS.

Estos dos sistemas de localización adicionales están pensados para su utilización cuando no haya cobertura de GPS.

"De esta forma, las personas que padecen problemas de memoria y desorientación espacial pueden estar siempre localizados por sus familiares en tiempo real", han dicho.

Además, la pantalla del reloj es de gran tamaño, para facilitar su uso por parte de personas con problemas de visión, mostrando la hora también en analógico, muy útil para los mayores.

El dispositivo también cuenta con un botón SOS en el lateral en el que se pueden programar hasta tres teléfonos de emergencia.

"Este dispositivo con teleasistencia puede suponer una gran ayuda para aumentar la autonomía de los pacientes y minimizar su dependencia, además de facilitar el seguimiento de su estado de salud", concluye Gómez.