EFEAlmería

Vox ha logrado ser la segunda fuerza más votada en la provincia de Almería, sobrepasando al PP en algunos de los principales bastiones de los de Pablo Casado, con un voto concentrado principalmente en el Poniente almeriense y en municipios dedicados a la agricultura intensiva de invernadero.

Aunque PSOE, Vox y PP al obtenido el mismo número de diputados, en este caso dos por formación, los socialistas han pasado del 30,15 % al 29,43 % de votos respecto a las elecciones de abril, Vox del 19,09 % al 26,75 %, y el PP del 22,54 % al 25,87 %.

En Roquetas de Mar, gobernada por el presidente del PP de Almería, Gabriel Amat, con el apoyo de Vox, los de Santiago Abascal ha conseguido el 30,50 % de los votos, frente al PP, que se ha hecho con el 24,91 %.

Algo similar ocurre en El Ejido, donde el popular Francisco Góngora preside un gobierno compartido con siete ediles de Vox, y donde este último partido ha acumulado el 35,98 % de los votos frente al 27,36 % del PP.

Estos han sido dos de los municipios en los que Vox ha centrado su atención antes y durante la campaña, con actos multitudinarios como el mitin ofrecido por Santiago Abascal en el palacio de exposiciones y congresos de Aguadulce, en Roquetas de Mar.

En La Mojonera también gana Vox con el 38,53 % de los votos frente al 29,93 % del PP, como también ocurre en Vícar, municipio agrícola que vota de forma sistemática al PSOE en cada convocatoria municipal, lo que no ha impedido que los comicios generales Vox sume el 36,43 % de los votos, frente al 27,20 % de los socialistas.

En Adra, Vox se ha hecho con el 32,59 % de los votos, frente al 28,57 % del PP, y en Balanegra con el 43,26 % frente al 29,10 % del PP.

Sólo Berja se queda fuera del empuje de Vox en el Poniente almeriense, ya que con el 25,96 % de los votos, este partido es allí el tercero, por detrás del PSOE (35,08 %) y del PP (26,61 %).

La mayoría de estos municipios son eminentemente agrícolas y forman parte del mar de plástico formado por invernaderos de Almería, como también lo es la puerta de entrada al Levante almeriense, Níjar.

Con el mayor término municipal de la provincia y numerosos invernaderos en localidades como San Isidro o Campohermoso, en Níjar Vox se llevó el 34,97 % de los votos, frente al 26,87 % del PSOE, que logró frenar a los de Abascal en las últimas municipales y hacerse con el gobierno local.

Huércal de Almería, en el Bajo Andarax y a escasos kilómetros de la capital almeriense, es uno de los municipios no tan centrados en el agro en los que Vox consigue convertirse en primera fuerza con el 31,74 % de los votos frente al 26,70 % del PSOE. Aquí gobierna el PP en la actualidad.

En la pequeña localidad de Suflí, en el interior de la provincia y con apenas 115 votos presentados, Vox sube más de diez puntos y se hace con el 31,86 % de éstos, por delante del 27,43 % del PSOE.

En el Levante almeriense, con un carácter más turístico y conocido por sus playas nudistas se encuentra Vera, gobernada tradicionalmente por el PA hasta que el PP logró hacerse con su alcaldía en los últimos comicios municipales y donde en los comicios generales Vox se ha hecho con el 29,43 % de los votos, seguido del PSOE con el 26,35 %.