EFECádiz

La Asociación de Viviendas Turísticas de Andalucía (AVVA) ha señalado hoy que el Ayuntamiento de Cádiz no tiene competencias para suspender o limitar la concesión de licencias de viviendas turísticas en Cádiz, como el equipo de gobierno ha anunciado que tiene previsto aprobar.

En una nota de prensa, la organización que representa en Andalucía al sector de las viviendas turísticas señala que el Ayuntamiento no tiene potestad legal para llevar a cabo esta medida.

Por ello la AVVA ha presentado ante el propio Ayuntamiento gaditano un escrito de alegaciones en el que pone manifiesto que las competencias en materia de ordenación y planificación del sector turístico así como la regulación del régimen urbanístico del suelo y su propiedad son exclusivas de la Comunidad Autónoma de Andalucía.

AVVA subraya que cualquier limitación de las competencias autonómicas por parte de la administración local "entra en clara contradicción con el orden de atribuciones que la Constitución Española y el Estatuto de Autonomía de Andalucía han fijado".

El presidente de AVVA, Carlos Pérez-Lanzac, ha criticado "la inconsistencia y consideraciones erróneas del informe de la empresa Ibermad en el que se apoya el Ayuntamiento para plantear medidas restrictivas a las viviendas turísticas".

Este informe revelaba que en la capital gaditana había 1.224 viviendas legalmente constituidas para ser alquiladas con fines turísticos y otras 285 que no están dadas de alta y, ante la previsión de que creciera, proponía establecer un topo del 4 por ciento de la presión de las viviendas en todo el termino municipal.

La AVVA recuerda que la Ley de Garantía para la Unidad de Mercado sólo admite límites al acceso de una actividad económica cuando exista "una razón que concierna al interés general", es decir para cuestiones que afecten, entre otros, al orden público, la seguridad pública, la protección civil, la salud pública o la conservación del patrimonio histórico y artístico nacional y los objetivos de la política social y cultural.

"Ninguna de las limitaciones contenidas en el informe de Ibermad puede ser alegable como justificación para adoptar una medida que, además, vulnera el hipotético principio de necesidad y proporcionalidad que se exige a la hora de establecer límites al acceso de una actividad económica o su ejercicio", subraya la AVVA.

La asociación asegura también que "no tiene ningún sentido relacionar las viviendas turísticas con el problema de la vivienda protegida en Cádiz ya que una vivienda protegida no puede ser nunca objeto de alquiler turístico, por lo que son ajenas a este tema".

AVVA pide "responsabilidad a los responsables municipales de Cádiz para no generar incertidumbre, inseguridad y ahuyentar de la ciudad un tipo de turismo de carácter familiar, que genera empleo y riqueza en la cuidad, que desconcentra las áreas saturadas, que desestacionaliza el flujo de afluencia de visitantes y que hace más competitiva a la ciudad de Cádiz como destino turístico".