EFEMadrid

El Comité Técnico de Árbitros (CTA) de la Federación Española de Fútbol (RFEF) consideró que el estado físico de los árbitros es óptimo para la reanudación de la competición, después de que todos los principales y asistentes de Primera y Segunda hayan pasado los test SDS (Single-Double-Single).

Un total de 126 árbitros realizaron de forma individual y en su lugares habituales de entrenamiento estas pruebas, para valorar su estado físico antes del reinicio de la competición, supervisadas por el área de rendimiento físico de éste del Comité.

Javier Sánchez, responsable de este departamento, explicó en declaraciones difundidas por el CTA, la forma de realización de los controles, "hechos ahora después del periodo preparatorio con el objetivo de valorar el estado en el que se encuentran nuestros árbitros".

"Es una prueba diseñada por UEFA, que tiene un carácter interminente y no es muy agresiva para reducir el riesgo de lesión. Este test es para controlar su nivel, pero durante el confinamiento ellos han mantenido un nivel muy alto de entrenamientos y está más que garantizado que están en un estado óptimo para el inicio de la liga", añadió.

El árbitro del Colegio Castellano-Manchego Javier Alberola Rojas, designado para el Valencia-Levante que se jugará el viernes 12 a las 22.00, habló de su "ilusión por volver a arbitrar".

"Después de tres meses en casa sin hacer lo que más me gusta ver que está en el horizonte el primer partido, tengo muchas ganas e ilusión. He superado la prueba sin problemas y ya estamos preparándonos mentalmente. Llevo 14 años arbitrando y creo que desde entonces nunca he estado tanto tiempo inactivo. El escenario cambia y nosotros para trabajar, en mi caso la visualización como trabajo, hay que habituarse lo antes posible a todo", apuntó.