EFECádiz

El parador de Arcos de la Frontera (Cádiz) es el primer establecimiento en cambiar de categoría con el nuevo decreto hotelero aprobado en el Consejo de Gobierno el pasado 18 de mayo, y ha pasado de tres a cuatro estrellas, según ha informado hoy la delegación de la Junta en Cádiz.

"La nueva clasificación hotelera es una oportunidad de llegar a un turismo de más calidad. Con el nuevo decreto ayudamos a los establecimientos a ser más competitivos actualizando la clasificación al mercado actual, que databa de 2004, y haciéndola más flexible", ha explicado el delegado territorial de la Consejería de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local en Cádiz, Miguel Rodríguez.

El responsable territorial ha visitado hoy el parador donde ha comunicado al director del establecimiento, Francisco Jesús de Manuel Pérez, su reclasificación.

El nuevo decreto fija unos criterios de clasificación por puntos, y de calidad y servicios, frente a las exigencias de la normativa derogada, en la que las dimensiones y superficies tenían un peso muy acusado.

El 22 de mayo el director del parador de Arcos presentó en el Registro de Turismo de Andalucía la declaración responsable y con fecha 1 de junio el delegado territorial dictó la resolución de reclasificación, tras la resolución favorable de la inspección.

El parador de Arcos es así el primer establecimiento de Andalucía que ha promovido y obtenido una nueva categoría al amparo de la nueva norma.

El establecimiento, que ha realizado mejoras en la climatización, renovado su carpintería exterior, reconvertido habitaciones y mejorado su servicio con la oferta de aparcamiento para sus clientes, cuenta con 23 habitaciones y 45 plazas que reabrirán al público el próximo día 25 ya con la categoría de cuatro estrellas.