EFEAlgeciras (Cádiz)

La fase de salida de la Operación Paso del Estrecho (OPE) se ha cerrado con un nuevo récord, al registrar 1.650.374 pasajeros y 387.566 vehículos entre el 15 de junio y el 15 de agosto en los puertos españoles, lo que supone un incremento del 2,9 % y del 4,5 %, respectivamente, respecto al año pasado.

Así lo ha destacado esta mañana en Algeciras (Cádiz) el delegado del Gobierno en Andalucía, Lucrecio Fernández, en una visita que ha girado junto al presidente de puertos del Estado, Salvador de la Encina, para comprobar el estado del dispositivo, que se encuentra actualmente en la fase de retorno.

Ambos han destacado "la normalidad y la fluidez" del dispositivo, cuyo grueso se ha concentrado en los puertos de Algeciras (894.891 pasajeros y 230.554 pasajeros) y Tarifa (271.554 pasajeros y 38.632 pasajeros).

Concretamente, el puerto de Tarifa es el que experimenta uno de los incrementos más notables durante este año, un 13,9 %en pasajeros y un 15,6 % en vehículos.

"La decisión de que permaneciera abierto durante todos los días de la fase de salida se ha demostrado como muy positiva en el desarrollo de la OPE porque ha permitido absorber parte del tráfico de Algeciras, aliviando a este puerto de un volumen importante de operaciones", ha señalado el delegado.

En total, el número de buques operando actualmente para las conexiones de Algeciras y Tarifa con Tánger y Ceuta es de 21 pertenecientes a cinco navieras, con una rotación media de más cien diarias.

La fluidez en los embarques ha sido la característica principal de esta operación, realizándose en la mayoría de las ocasiones de manera directa tras la entrada en puerto.

Lucrecio Fernández ha destacado además que "incluso en los días marcados como críticos en el calendario, los tiempos de espera han sido reducidos, registrándose sólo en momentos puntuales picos más altos".

Prueba de esta fluidez es que no ha sido necesario activar el Área de Emergencias de Los Barrios, recinto preparado para albergar hasta 2.000 vehículos.

En cuanto a la fase de retorno de la operación, que finaliza el 15 de septiembre, afronta a partir de ahora las fechas de mayor intensidad. Hasta el 18 de agosto, han regresado a los puertos españoles 547.946 pasajeros y 124.157 vehículos, cifras ligeramente superiores a las alcanzadas en esa misma fecha de 2018, un 8,2 % más de pasajeros y un 9,8 % más en vehículos.

Una vez finalizada la Fiesta del Cordero, se espera un paulatino incremento del tráfico marítimo, que alcanzará su punto más crítico en los días que coinciden con el cambio de mes, entre el 30 de agosto y el 2 de septiembre.

El delegado ha recordado la recomendación de la DGT para que se evite el paso fronterizo por el País Vasco entre los días viernes 23 y lunes 26 de agosto, ya que se celebra en Biarritz la Cumbre del G7 y recomienda el paso por La Junquera por Cataluña

El motivo de dicha petición es que el Gobierno francés ha trasladado a España la preocupación por las concentraciones y manifestaciones que habitualmente acompañan a este tipo de encuentros y que previsiblemente puedan afectar a la circulación, pudiendo producirse retenciones y bloqueos de carretera.

Además, se va a instalar el sistema de doble cabina en cinco de las calles de entrada, optimizando en más de un 30% el número de vehículos y personas controladas.