EFECádiz

El piloto de una narcolancha, vecino de La Línea de La Concepción, ha fallecido en aguas del Estrecho de Gibraltar después de que la embarcación en la que iba colisionara con un patrullero de Vigilancia Aduanera que le perseguía, han revelado fuentes cercanas a la investigación.

El accidente ocurrió el pasado domingo en la zona de Sotogrande (Cádiz), cuando el patrullero de Vigilancia Aduanera "Águila IV" chocó con una semirrígida cuatrimotora con cuatro tripulantes a la que perseguía ante las sospechas de que estaba siendo utilizada para el tráfico de drogas.

Este tipo de lanchas, habituales para el narcotráfico de hachís en el Estrecho de Gibraltar, están además prohibidas.

Según fuentes próximas a la investigación, en el momento del siniestro había mal estado de la mar.

En un golpe de mar el patrón de la semirrígida perdió el control y la narcolancha paró en seco.

La patrullera de los agentes de Vigilancia Aduanera que iba detrás no logró frenar a tiempo y, pese a dar la marcha atrás, colisionó con la narcolancha, según las mismas fuentes.

En ella viajaban dos gallegos (uno de ellos conocido "lanchero" con varias condenas previas), y dos vecinos de La Línea de La Concepción.

Uno de ellos, conocido como "Dieguito" y que era el piloto de la narcolancha, falleció a consecuencia del impacto.

La tripulación de Vigilancia Aduanera no sufrió daños en la colisión y subió a bordo de la patrullera a los tripulantes de la semirrígida y, dado el mal estado de la mar, los trasladó al puerto de Estepona (Málaga).

Allí se les practicó un reconocimiento médico y continuaron las actuaciones judiciales sobre el caso, mientras otra embarcación de Vigilancia Aduanera se trasladaba a recuperar la narcolancha, en la que había varias petacas de gasolina.

Los tres detenidos pasarán previsiblemente hoy ante el juzgado encargado de las diligencias y pesquisas del caso.

Los agentes investigan si el día anterior la misma narcolancha, cargada de droga, logró esquivar a guardias civiles que trataron de perseguirles.