EFECórdoba

El Salón de Mosaicos del Alcázar de Córdoba ha acogido este viernes la firma del protocolo general de actuación sobre el que se asienta el proyecto para implantar la macrobase logística del Ejercito de Tierra en la capital cordobesa y que permite a la provincia "ganar su futuro".

Así se han expresado durante el acto de firma del acuerdo tanto la ministra de Defensa, Margarita Robles, como el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, y el alcalde de Córdoba, José María Bellido, quienes han coincidido en subrayar la "lealtad" y "colaboración" institucional para sacra adelante el proyecto.

En su intervención, Robles ha reconocido que el de hoy es un "día emotivo" para las Fuerzas Armadas y el Ejército de Tierra, que "aportan innovación tecnológica, creación de empleo, desarrollo del talento, progreso, ciencia y conocimiento".

La ministra ha puesto de manifiesto que la base permitirá una "mayor eficiencia" al ejército al concentrar en un solo punto sus necesidades logísticas y supone una "apuesta clara por el futuro de Córdoba, Andalucía y España" al ser unas instalaciones de "referencia internacional".

En la misma línea, Moreno ha destacado el "carácter histórico" del día al rubricar la firma del protocolo y ha subrayado que este proyecto es un "ejemplo" de "cooperación y lealtad" entre administraciones para cumplir con las "necesidades de los ciudadanos".

El presidente andaluz ha señalado que para la región es un "orgullo" y una "satisfacción" acoger "cualquier proyecto de las Fuerzas Armadas" a las que ha agradecido que estén "siempre con los ciudadanos", especialmente en "momentos complicados" como los vividos con la pandemia, la crisis migratoria en Ceuta o, más recientemente, en el incendio de Sierra Bermeja.

Por su parte, Bellido ha reconocido que este proyecto es el "más importante de Córdoba en los últimos años" y supondrá un "impacto en las próximas décadas", lo que permite a la ciudad a la provincia "ganar su futuro".

El alcalde cordobés ha asegurado que la ciudad "cumplirá con su misión" para completar "este importante reto para la defensa nacional" y ha resaltado que el proyecto ha sido posible gracias al "compromiso y la colaboración de todos".

El protocolo general de actuación que se ha rubricado recoge el interés mutuo de todas las partes en que la base se ubique en Córdoba y tiene una vigencia de seis años prorrogables hasta la implantación final de la base, que se espera esté operativa en 2026.

El acuerdo también se recoge la obligación del Ministerio de Defensa de establecer el proyecto definitivo, desde el punto de vista arquitectónico y de actuación que debe concretarse en un convenio formal.

Paralelamente, también se ha rubricado el convenio para la cesión de suelo en el polígono de La Rinconada, un solar de unas 85 hectáreas que pasan al Instituto de Vivienda, Infraestructura y Equipamiento de la Defensa (Invied), junto a la Consejería de Fomento de la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Córdoba.

El proyecto, al que también optaban otras ciudades de España, principalmente Jaén que ha llevado el asunto a los tribunales al entender la elección de Córdoba ha sido "arbitraria", cuenta con una inversión de 245 millones del Ministerio de Defensa, 100 millones de la Junta de Andalucía y 25 millones de euros por parte del Ayuntamiento.

Además, se estima que en la base trabajen cerca de 1.700 personas, unos 600 militares y 1.100 civiles, de los que 100 serán funcionarios y 1.000 personal laboral.

La hoja de ruta contempla que en 2022 esté finalizado el proyecto urbanístico y que la edificación y equipamiento de la base quede completado en 2026 y que esté plenamente operativa ese mismo año.