EFECórdoba

El alcalde de Lucena (Córdoba), Juan Pérez, se ha mostrado este jueves "preocupado y ocupado" por el ritmo de contagios por la COVID-19 en la localidad que ha motivado la realización de test masivos para determinar la situación epidemiológica en la zona.

En declaraciones a los periodistas, Pérez ha señalado que la "curva de contagios" en las últimas semanas ha llegado a "cifras preocupantes" que ha obligado a "tomar medidas" que se empezaron a articular desde el pasado 14 de agosto, cuando se detectó el primer foco.

Sin embargo, el "crecimiento poco normal" de contagios tuvo como consecuencia el tomar "medidas proporcionales" a la situación, como la "reducción" del aforo en locales al cincuenta por ciento o el cierre de parques en horario nocturno.

El objetivo, según el alcalde, es "evitar las concentraciones de personas" en un horario de noche cuando "parece que las medidas de cada uno se relajan un poco más".

Ha añadido que, en líneas generales, los vecinos de Lucena "estaban cumpliendo" con las medidas sanitarias establecidas, si bien "desgraciadamente hay personas que no usan mascarillas y la llevan en el cuello o en el codo".

Además, ha puesto de manifiesto la "solidaridad" de comerciantes y hosteleros que han visto afectados sus negocios por las medidas adoptados y ha resaltado que ellos mismos "han mostrado su compromiso a pesar de que les repercute económicamente".

Pérez ha señalado que en los últimos días se habían "triplicado los casos" respecto a la media de Andalucía, por los que se tomó la decisión en el seno del comité territorial de alerta de salud pública de realizar test masivos a la población.

De esta manera, entre hoy y mañana se efectuarán 1.900 pruebas, 950 cada día, en tres puntos concretos del municipio con el objetivo de "detectar a los asintomáticos y ver el grado de incidencia y situación epidemiológica en estos momentos".