EFECórdoba

El informe preliminar de la autopsia practicada al cuerpo del bebé de diez meses hallado sin vida el pasado sábado en Córdoba ha determinado que el pequeño murió por "asfixia accidental", por lo que la muerte "no fue intencionada".

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía han informado, no obstante, de que habrá que esperar "a lo que disponga el informe definitivo de autopsia" que llegará en las próximas semanas.

Las diligencias previas abiertas a raíz del fallecimiento del bebé las lleva el Juzgado de Instrucción número dos de Córdoba que se encontraba de guardia en el momento de ocurrir el sucesos.

Por su parte, la Policía sigue investigando las circunstancias en las que falleció el bebé de diez meses en una vivienda del barrio de la Huerta de la Reina de la capital cordobesa durante la madrugada del sábado.

El padre del bebé fue interrogado por los agentes de la Policía Nacional y puesto en libertad sin cargos, por lo que aunque los investigadores no descartan ninguna hipótesis hasta que se tengan los resultados definitivos de la autopsia, el principal escenario que manejan es el de un accidente.