EFECórdoba

El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, ha considerado hoy que el resultado de las elecciones andaluzas del pasado domingo sitúan a Andalucía como "pionera de un cambio social" que espera "en la sociedad española".

En su carta semanal, titulada "Vuelco en Andalucía", el obispo ha mostrado su alegría por que la sociedad andaluza, "que muchos de dentro y de fuera desprecian o minusvaloran", haya sido capaz de dar "un vuelco de este calibre, rompiendo una inercia casi imposible de superar".

"Andalucía tiene una sensibilidad propia, Andalucía sabe lo que quiere y a donde va. Harta de promesas incumplidas, que la tienen a la cola en tantos aspectos, pide a gritos ser protagonista de su propia historia, y que no contradigan sus sentimientos más nobles", ha añadido Fernández.

Para el obispo no se puede estar "contradiciendo la sensibilidad de un pueblo religioso y cristiano", un pueblo que pide "respeto para sus tradiciones religiosas y está dispuesto a respetar a los demás".

En este sentido, ha considerado que "no se puede estar atacando la libertad religiosa impunemente, reclamando la propiedad pública de la Mezquita-Catedral de Córdoba con argucias que no se sostienen ni por parte de los que las montan".

Ha añadido que "no se puede trocear España sin que eso tenga un precio político" y que "no se puede pretender eliminar el derecho de los padres a elegir la educación que quieren para sus hijos, introduciendo leyes de ingeniería social que descomponen la persona y destrozan las conciencias".

"No se puede eliminar la vida inocente al inicio o al final de la vida, y esperar que encima los voten", ha continuado el obispo cordobés, quien ha incidido en que los andaluces "son sensibles a todo esto, y han querido decir en las urnas cuál es el futuro que quieren para ellos y para sus hijos".

Posteriormente, ha apelado a la "responsabilidad de los que han obtenido la confianza de los electores" y que "sepan gestionar bien el encargo de quienes los han votado y de toda la sociedad a la que sirven".

"No se trata de ninguna revancha, se trata de una renovación y regeneración de la noble tarea política, librándola de toda corrupción. No se trata de ningún protagonismo personal o de partido, sino de la cultura del encuentro, del pacto y del consenso para buscar lo mejor en favor de la sociedad a la que sirven", ha apostillado.

Ha añadido que los electores de Andalucía "han demostrado que saben a quien votan", de tal forma que igual que "que hoy han dado un vuelco electoral", también "pueden darlo dentro de un tiempo si los actuales votados no saben gestionar bien el encargo recibido".

"Sea cual sea la alianza a la que lleguen los políticos, encargados por el pueblo de gobernar, seguiremos recordándoles la necesidad de atender a los más pobres", ha proseguido Fernández.