EFECórdoba

El Palacio de Congresos de Córdoba estará a final de año al 85 por ciento de su capacidad operativa, tanto en superficie como de aforo, dentro de la segunda fase de las obras de remodelación, que comenzaron en el 2013 y que en la primera fase estuvieron cuatro años paralizadas.

El delegado del Gobierno andaluz en Córdoba, Antonio Repullo, ha anunciado este martes que "a final de año vamos a ser capaces de entregar al concesionario (la UTE Palacio de Congresos de Córdoba SL y Marva SA) el 85 por ciento de la superficie, que coincide con el 85 por ciento del aforo de la capacidad de las salas que puede tener este palacio", cumpliendo así "una de las grandes estrategias de la Junta de Andalucía".

Repullo ha señalado, tras visitar las obras, que con la activación para el turismo congresual de gran parte del edificio "se va a proponer a todo el mundo un escenario inigualable, un escenario que es singular, que no es comparable a ningún palacio de congresos de todo el mundo, en un entorno que a nadie se le escapa que es envidiable en cualquiera de los palacios de congresos que existen en Europa y en el mundo".

El Palacio de Congresos de Córdoba, ubicado en el antiguo Hospital de San Sebastián, obra de Hernán Ruíz I en siglo XVI, declarado Bien de Interés Cultural y situado en la zona Patrimonio Mundial de la Unesco, tendrá, cuando esté plenamente operativo, capacidad para de 1.533 personas, "sin contar el aforo de los patios", según ha precisado el delegado territorial de Empleo, Ángel Herrador, con lo que antes de final de año quedarán en uso alrededor de 1.300 plazas.

El edificio se encuentra enclavado, además, frente a la Mezquita-Catedral y será semicolindante con el futuro centro de recepción de visitante del monumento.

Para el delegado del Gobierno regional en Córdoba, la entrega al concesionario del 85 por ciento de la obra, después de tener en explotación desde el 2018 de la mitad del edificio tras la finalización de la primera fase, supone un "avance del turismo congresual" tras "un retraso de más de diez años" en la puesta a punto de esta infraestructura esencial para este tipo de actividad económica.

A su juicio, se trata de "una obra muy compleja, en un Bien de Interés Cultura, en la que nos hemos encontrado con restos arqueológicos, con cosas que no eran previsibles, con una pandemia y con un problema de abastecimiento de materiales, sobre todo en la madera, que está haciendo que determinados remates se estén complicados en el tiempo"

A pesar de ello, Antonio Repullo ha asegurado que la apuesta de la Junta es tener finalizada el conjunto de la actuación en la fecha prevista, enero del año próximo, aunque "hay partidas (de material) que se están retrasando cinco y seis meses" en su recepción.

El responsable de la UTE concesionaria, Juan Salado, ha comentado que "la versatilidad y lo que se está haciendo por parte de la Junta de Andalucía en este edificio y lo que nos están permitiendo a la empresa concesionaria proyectar para el futuro va a ser un espacio de referencia a nivel nacional e internacional".

Para Salado, la instalación congresual se va a convertir en un "elemento diferenciador por la ubicación, por la propia ciudad y el propio recinto, Córdoba se va a poder sentir orgullosa del Palacio".

En el conjunto de las dos fases, la Junta de Andalucía habrá invertido 11,5 millones de euros en la rehabilitación y remodelación del Palacio de Congresos de Córdoba.

La primera quedó detenida durante cuatro años por problemas con la empresa a la que le adjudicó la obra, que fue retomada por la entidad pública Tragsa, y que permitió habilitar novecientas plazas y la apertura de un auditorio totalmente reformado según un diseño de LAP Arquitectos Asociados, con un aforo de 755 personas.

Las obras de la segunda fase comenzaron en febrero del 2020, con una inversión de 5.689.134 euros, fueron encargadas también a Tragsa, y su puesta en valor permitirá el desarrollo de eventos de diversa tipología, mediante el uso complementario de salas de reuniones y dos patios que no eran utilizados en ala anterior configuración del centro de congresos.