EFECórdoba

El PSOE-A ha rechazado que el interlocutor con su secretario general, Juan Espadas, para tratar la situación de la sanidad sea el consejero de Salud, Jesús Aguirre, una opción ofrecida ayer por el portavoz del Gobierno, Elías Bendodo, y que los socialistas consideran "una ocurrencia".

La secretaria de Política Municipal de Grandes Poblaciones, Isabel Ambrosio, ha reclamado que sea el presidente Juanma Moreno quien atienda la oferta de pacto para abordar un plan de choque "sobre la situación que le está afectando a la mayoría de los andaluces" porque, "con todos mis respetos", señaló, "la ocurrencia de ayer del Gobierno andaluz fue decir que tienen a disposición al consejero de Salud".

"Un gran acuerdo que pasa por darle solución al mayor problema que tienen que estos momentos los andaluces, no se despacha ni más ni menos que con el presidente de la Junta de Andalucía", afirmó la dirigente socialista a los periodistas a las puertas del centro de salud de Palma del Río (Córdoba).

Por ello, subrayó, "insistimos que si la situación sanitaria es la máxima preocupación para los andaluces, para nosotros, para los socialistas, es una prioridad, y nos preocupa que para el presidente Moreno Bonilla no sea una prioridad el atender un pacto y un acuerdo por la sanidad pública".

A su juicio, el Gobierno andaluz y su presidente se mantienen "en esa actitud pasota" y "dejando pasar los días como si los problemas se resolvieran de manera extraordinaria", mientras que "nosotros queremos soluciones y el PP y el señor Moreno Bonilla están, no solo de vacaciones, sino solo y exclusivamente pensando en cuándo le conviene convocar las elecciones".

Para Isabel Ambrosio, se trata de una "situación de emergencia sanitaria por la que está pasando el sistema público sanitario en este momento", que "nos preocupa a los socialistas" y que se produce donde la sexta ola de la covid-19, con récords de contagios, horas de colas a las puertas de los centros de salud y "con centros hospitalarios que, día a día, se van colapsando".