EFECórdoba

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha pedido este viernes a las comunidades autónomas “mayor ambición y mayor audacia” a la hora de regular “los requisitos" sobre cómo se deben situar las casas de apuestas "en los entornos de escolares o de salud y de socialización de las personas más jóvenes”.

Garzón, tras inaugurar la jornada 'Jóvenes y Juegos de Azar' en la Diputación de Córdoba, señaló en una rueda de prensa que "hablamos de la salud y la educación de las personas más vulnerables", en referencia a la juventud, tras referir un estudio que afirma que "el rendimiento académico de los menores de edad se ve reducido por la cercanía de las casas de apuestas".

En Andalucía, la distancia es de 150 metros, lo que el titular de Consumo calificó de "pírrica en comparación con otras comunidades autónomas", que, en algún caso, se sitúa en quinientos metros.

En todo caso, esta "evidencia científica", aseguró, pone de manifiesto que "esto ocurre especialmente en los colegios públicos de zonas favorecidas", en barrios de clase trabajadora, donde se dan mayores cuotas de desempleo, menos renta per cápita y que "busca aprovechar la situación de vulnerabilidad económica de las familias trabajadoras y muy particularmente de las persona más jóvenes".

En su opinión, "la alarma social sobre salones de juegos y casa de apuestas no era una alarma social sin sustancia, sino que obedecía a una problemática que está arrasando miles de familias en nuestro país con diferentes modalidades, trastornos del juego de diferente naturaleza e, incluso, problemática de ludopatía".

El ministro refirió que, aunque se trata de "una actividad que es legal", conlleva una serie de riesgos que se han visto incrementados en los últimos años por la enorme proliferación de casas de apuestas y de modalidades de juegos telemáticos".