EFEMálaga

La Policía Nacional ha intervenido nueve kilos de cocaína y ha detenido a ocho personas en una operación contra el tráfico de drogas llevada a cabo en Lucena (Córdoba) y Torremolinos (Málaga), de las que cinco han ingresado en prisión por orden judicial.

La actuación se inició el pasado julio ante las sospechas de que varias personas se dedicaban en Lucena a adquirir cocaína en grandes ciudades españolas para después cortarla y venderla en esta localidad cordobesa y en Torremolinos "al por menor" entre otros traficantes o consumidores, según ha informado este viernes la Policía en un comunicado.

Las pesquisas condujeron a los agentes hasta seis inmuebles ubicados en Lucena y otros dos en Torremolinos, dos de los cuales habían sido acondicionados como "laboratorios", con todo tipo de utensilios para la preparación y corte de cocaína, donde los miembros del entramado "cocinaban" la droga.

La organización almacenaba la cocaína en diferentes inmuebles para después distribuirla en distintas partidas a otros grupos.

A finales de diciembre se llevaron a cabo los registros de las ocho viviendas utilizadas por los detenidos, en los que se hallaron unos nueve kilos de cocaína, lo que ha permitido que se hayan puesto en el mercado ilegal unas 9.000 dosis, con un valor de venta de unos 540.000 euros, según la Policía.

También se intervinieron cinco vehículos, una prensa hidráulica, una máquina para el envasado de las sustancias estupefacientes y otros útiles para la preparación y corte de la droga.

Entre los vehículos había dos automóviles que habían sido modificados por la organización con dobles fondos para ocultar la droga durante su transporte.

Los detenidos fueron puestos a disposición del juez de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Lucena, en funciones de guardia, que decretó el ingreso en prisión de cinco de ellos y la libertad con cargos para los otros tres investigados.