EFECórdoba

La Ciudad de la Justicia de Córdoba ha acogido hoy la primera sesión del macrojuicio, derivado de la operación Fénix, que afecta a un centenar de personas y 45 empresas del sector joyero, por la supuesta estafa de más de 150 millones de euros a la Agencia Tributaria.

El juicio, que se prolongará durante seis meses, ha comenzado con las cuestiones previas que se extenderán durante la semana y continuará la declaración de más de un centenar de afectados, de ahí la larga duración del mismo.

El fiscal ha considerado que los hechos pueden ser constitutivos de casi un centenar de 96 delitos fiscales, mientras que ha solicitado fianzas que superan los 109 millones de euros.

La operación se inició en 2006 desde Córdoba y Barcelona tras detectarse numerosas irregularidades en la importación se oro desde Suiza que se vendía sin transformar a mayoristas y fabricantes de joyería.

La principal empresa investigada creaba, presuntamente, otras sociedades para lograr un entramado mercantil que permitiera la ocultación fiscal tanto de la misma como de sus clientes, ya sea por afectación al IVA IRPF o el Impuesto de Sociedades.