EFESevilla

La Junta de Andalucía ha acordado hoy aplicar el toque de queda en Granada y en treinta municipios de su área metropolitana restringiendo la movilidad desde las 23 a las 6:00 horas y el cierre de los bares a las 22:00 en las ciudades de Sevilla, Córdoba y Jaén y un máximo de seis personas por mesa a partir del próximo domingo.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el consejero de Sanidad, Jesús Aguirre, ha explicado que antes de aplicar la restricción de la movilidad en Granada han pedido que la ratifique el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), si bien cuenta con el visto bueno de los servicios jurídicos de la Junta.

Aguirre ha indicado que estas medidas se adoptan al haberse producido una subida "preocupante de los contagios por coronavirus" con una incidencia acumulada por cada 100.000 habitantes de 301,5 casos en los últimos catorce días, y es más alta en Granada (907); Jaén (466), Córdoba (387) y Sevilla (340).

Ha afirmado que Andalucía, en principio, ve positivo que se acuerde en el ámbito nacional el toque de queda, aunque ha precisado que dependerá de los criterios que les comunique hoy el Ministerio de Sanidad en la comisión interterritorial de Salud, y ha dejado claro que la Junta aprueba estas decisiones basándose en las recomendaciones de los expertos integrados en los comités territoriales de salud pública.

También ha acordado hoy el Consejo de Gobierno extender los cribados en varias provincias y aplicar las limitaciones de aforo en establecimientos comerciales y el cierre de bares y restaurantes a las 22:00 horas, que se decretó en Granada el 14 de octubre, a las capitales de Sevilla, Jaén y Córdoba a partir de las 00:00 horas de este domingo.

Igualmente, se endurecerá el uso de las mascarillas en la restauración en toda Andalucía con la obligación de tenerla puesta todo el tiempo que se permanezca en el local y solo se podrán quitar para consumir y también en la práctica deportiva en espacios abiertos donde haya aglomeración.

En Granada se renueven las medidas adoptadas en las universidades y colegios mayores y residencias.

Asimismo, se han decretado restricciones y medidas en diversos municipios del resto de Andalucía:

En Almería se realizará cribado poblacional y se aplicarán las medidas de la Orden del 14 de octubre en Los Gallardos.

En Córdoba, además del cribado y la aplicación de las medidas de la Orden del 14 de octubre de la capital, se realizará cribado poblacional en Aguilar de la Frontera.

En Jaén, además de las medidas de Jaén capital de la Orden del 14 de octubre, se aplicarán las restricciones de dicha orden y se realizará cribado poblacional en Baeza y Quesada. Por su parte, se efectuará cribado en Segura de la Sierra y Guarromán.

En Málaga, se aplicarán las medidas de la Orden del 14 de octubre y cribado en Teba, además de cribado poblacional en Almáchar.

En Sevilla, además del cribado y la aplicación de las medidas de la Orden del 14 de octubre de la capital, se impondrán estas medidas y la realización de cribados (donde no se haya efectuado con antelación) en los municipios de El Castillo de las Guardas, Utrera, Badolatosa, Estepa, Gilena, Herrera, La Roda de Andalucía, Lora de Estepa y Marinaleda.

Igualmente, en la provincia de Sevilla en Pedrera se aplicarán las medidas recogidas en la Orden del 29 de septiembre, en las que se restringe la movilidad del municipio, y en Écija se aumentan a diez días más las medidas ya acordadas, que son también las de aplicación en la Orden del 29 de septiembre, mientras en Casariche continuarán con las medidas que se estaban adoptando.

La Orden del 14 de octubre decreta que todos los establecimientos, locales comerciales y servicios abiertos al público no pueden superar el 50 % del aforo permitido ni cerrar más allá de las 22:00 horas, a excepción de los establecimientos farmacéuticos, médicos, veterinarios, de combustible y otros considerados esenciales.

No se permite el consumo en barra y la ocupación máxima en mesas es de seis personas en bares y restaurante; no se permiten visitas ni salidas a los usuarios en los centros sociosanitarios de carácter residencial, y la asistencia a velatorios se limita a un máximo de quince personas en espacios al aire libre o diez en espacios cerrados.

En el caso de celebraciones nupciales y de otras ceremonias civiles y religiosas, el número máximo de participantes se fija en 30 personas, tanto en espacios cerrados como al aire libre, que deberán permanecer sentados.