EFECórdoba

La Mesa del Regadío de Córdoba ha expuesto hoy sus reivindicaciones al Ministerio de Agricultura en materia de riegos y ha pedido, entre otras cuestiones, que en el Pacto Nacional del Agua estuvieran representados no sólo los regantes, sino también los agricultores de secano.

Según ha explicado la Junta de Andalucía en una nota, los representantes del Gobierno Central se comprometen a estudiar la situación para responder a las demandas que esta Mesa viene realizando desde hace más de dos años

Entre las aspiraciones de la Mesa del Regadío se encuentran los más de 225 hectómetros cúbicos que Córdoba ha ido ahorrando en sus inversiones en modernización de regadío, de los que se han beneficiado zonas regables de otras provincias.

Con este volumen se podrían poner en riego en la provincia el equivalente a 150.000 hectáreas de olivar.

En la reunión se expuso la situación de las aguas subterráneas de la provincia, donde el uso de pozos es muy limitado y está lejos de estar sobreexplotado, como sí ocurre en otros territorios.

La Mesa del Regadío solicitó, por tanto, una mayor flexibilidad para realizar nuevos sondeos, así como el uso de agua subterránea para regadíos.

También se planteó que en el Pacto Nacional del Agua estuvieran representados no sólo los regantes, sino también los agricultores de secano, que demandan soluciones para aumentar el valor añadido de sus explotaciones.