EFECórdoba

A partir del próximo lunes, si Córdoba accede a la "fase 2" de la "desescalada" por la crisis sanitaria del COVID-19, la Mezquita-Catedral se podrá visitar solo en horario de mañana y el aforo estará limitado a 3.500 personas al día.

El Cabildo de la Catedral de Córdoba ha informado en una nota de que, aunque el templo ha permanecido abierto al culto durante el periodo de confinamiento, se han adoptado una serie de medidas para la apertura turística el próximo 25 de mayo.

Hasta el inicio de la tercera fase de desconfinamiento, el edificio estará abierto "exclusivamente en horario diurno" y los visitantes deberán adquirir la entrada para garantizar que "no se supere el aforo" para realizar la visita con "seguridad y mejores condiciones sanitarias".

Además, la adquisición del billete de entrada se realizará tanto de manera telemática como en taquilla y el pago será electrónico mediante tarjeta o dispositivo móvil.

Las puertas de acceso al monumento serán la de Deanes, Perdón y Santa Catalina, mientras que se habilitarán la de Palmas como único acceso al interior y Santa Catalina para la salida.

Por otro lado, el aforo máximo del monumento para la visita diurna durante la fase 2 se fija en 3.500 personas diarias, lo que suponen 250 personas por cada pase de 30 minutos.

El control de acceso se realizará por las puertas establecidas y en ningún caso el personal controlador tocará el billete de entrada para garantizar las medidas sanitarias.

Además, queda suspendida la visita a la torre-campanario, la visita nocturna "El Alma de Córdoba" y la ruta de las iglesias fernandinas, mientras que se evitarán las aglomeraciones y se vigilará constantemente que se guarden las distancias recomendadas.

Los guías turísticos atenderán no sólo a la normativa que establece el Cabildo Catedral, sino también, a las directrices y recomendaciones establecidas por el gobierno de España a través del ICTE.

Respecto a las medidas higiénicas, todos los trabajadores deberán ir siempre provistos guantes de nitrilo y mascarillas, que será obligatorio para los visitantes durante todo el transcurso de la visita turística del monumento al tratarse de un espacio cerrado.

Además, se efectuará un control de temperatura con dispositivos de lectura por infrarrojos, y habrá gel hidroalcohólico en distintas dependencias, mientras que se procederá a la desinfección del edificio dos veces al día.

El Cabildo Catedral ha activado en la web de la Mezquita Catedral un espacio donde podrán encontrar de forma ampliada estas indicaciones, así como diversa normativa complementaria del gobierno de España, ICOMOS, Conferencia Episcopal, Diócesis de Córdoba y del propio Cabildo Catedral.

Por otro lado, la misa capitular diaria pasará a su horario habitual de 9.30 horas de lunes a sábado y será retransmitida en directo, mientras que los domingos y días de precepto será a las 12 y a las 13.30 horas.