EFEMálaga

Renfe está estudiando denunciar por daños y perjuicios a los invitados a una despedida de soltero que fueron desalojados en la estación de Córdoba de un AVE que cubría el trayecto Madrid-Málaga por las molestias a otros viajeros y por el retraso causado.

El grupo, compuesto por trece personas, subió al tren el pasado 6 de julio en la estación de Madrid-Puerta de Atocha en el AVE de las 19:30 horas y fue desalojado al hacer caso omiso a las llamadas de atención del personal de a bordo, ha informado hoy Renfe en un comunicado.

En las Condiciones Generales del Transporte de Viajeros se señala que los viajeros no podrán "realizar acciones que alteren el orden dentro de los trenes, impliquen peligro para la integridad física de los demás viajeros o les perturben, supongan el deterioro del material de los vehículos o pongan en peligro la seguridad del transporte".

En estos casos, Renfe está autorizada a "la exclusión del viajero, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 90 del Reglamento del Sector Ferroviario, sin que en tales casos éste tenga derecho al reembolso del precio pagado por el título de transporte".

Según lo dispuesto, el personal de Seguridad a bordo del tren AVE Madrid-Málaga del pasado viernes dio aviso a la Policía Nacional para que, a la llegada a Córdoba, fuesen desalojados del tren y se restableciera así la normalidad entre el resto del pasaje.

Tras el incidente, el tren, en el que viajaban otras 296 personas, salió de Córdoba con veintitrés minutos de retraso y llegó finalmente a la estación Málaga María Zambrano veintiún minutos después de la hora prevista, lo que supone que Renfe, según su compromiso voluntario de puntualidad, indemnizará a los viajeros que lo soliciten con el 50 por ciento del importe de su billete.