EFECádiz/Córdoba

La Guardia Civil ha detenido a 36 personas por cultivo y tráfico de marihuana, en dos operaciones desarrolladas en Puerto Serrano (Cádiz) y Puente Genil (Córdoba) en las que se han aprehendido cerca de 7.500 plantas y localizado auténticos vecindarios dedicados a estos cultivos.

Una de las operaciones, bautizada como "Chulengo", se desarrolló el pasado 20 de mayo en la localidad gaditana de Puerto Serrano.

En diferentes viviendas de una sola calle de esta pequeña localidad (cerca de 7.000 habitantes), la Guardia Civil ha desmantelado 22 plantaciones de marihuana y detenido a catorce vecinos.

Uno de los cabecillas de este grupo controlaba la mayoría de las plantaciones y tenía "a sueldo" a los vecinos de la calle para que ejercieran de guardeses y cuidadores.

Algunos las tenían en sus propios domicilios y otros en viviendas ocupadas.

Además de estos vecinos, la red contaba con miembros especializados en distintas tareas: los había que instalaban las infraestructuras eléctricas para abastecer los cultivos o los que se dedicaban a exportar la producción entre diferentes puntos de la geografía nacional.

Tras las investigaciones sobre lo que ocurría en este vecindario, la Guardia Civil decidió intervenir con un amplio despliegue de agentes, pues debían registrar domicilios que se sucedían por todo un tramo de la calle.

Fueron más de los inicialmente previstos pues mientras se realizaba un registro saltaba a la vista de los agentes otra plantación en una vivienda colindante.

Los agentes tuvieron que pedir varias ampliaciones a los autos judiciales que ordenaban los registros, hasta completar un total de 19 entradas.

A ellos se añadieron tres más que se hicieron después de que, al ver el despliegue de los agentes, que incluyó un helicóptero para minimizar el riesgo de fugas, varios vecinos se entregaran a los agentes.

Una de las personas que opuso más resistencia a la actuación de los agentes fue la madre del principal cabecilla del grupo.

Al ver que detenían a su hijo y que registraban su vivienda , amenazó de muerte a uno de los guardias civiles y a toda su familia; llegó a agredir al alcalde furiosa porque no la hubiera avisado de la operación.

Llegó también a amenazar en redes sociales a los vecinos del municipio.

En la operación, cuyas diligencias instruye el Juzgado de Instrucción número 2 de los de Arcos de la Frontera, han sido aprehendidas alrededor de 5.500 plantas de marihuana, además de tres vehículos de alta gama, uno de ellos valorado en más de 70.000 euros, junto a todos los elementos necesarios para el cultivo interior de estas plantaciones.

La segunda operación, bautizada como "Viridi LUX", ha llevado a la detención en Puente Genil (Córdoba) de un total de 22 personas y a la incautación de 1.900 plantas de marihuana, todo ello en una veintena de viviendas de una barriada de la localidad y en sus cercanías.

Las pesquisas se iniciaron a finales del pasado año tras el desmantelamiento de varias plantaciones de marihuana en las operaciones "Viridi" y "Viridi II".

Las investigaciones posteriores permitieron localizar quince viviendas que albergaban plantaciones intensivas en una barriada de la localidad.

En sus registros, los agentes comprobaron que todas las viviendas habían practicado un "enganche" ilegal a la acometida general de la red eléctrica para abastecer el funcionamiento de las instalaciones.

Además de las plantas, en los registros se localizaron más de 500 dosis de cocaína, más de 360 de heroína, un arma corta de fuego modificada y varias armas blancas.

Durante los registros la compañía Endesa detectó que los enganches ilegales a la red se habían practicado en cientos de viviendas de la barriada, por lo que se ha abierto una investigación a más de 200 vecinos.